PEGÓ PRIMERO

(Foto: Pasión Futsal)

En un atractivo encuentro en el Roberto Pando por la Ida de la Final de la Copa Argentina, River fue, por momentos, más que Villa La Ñata, y aprovechó para llevarse una, mínima, pero ventaja en fin, de cara a la vuelta que será la próxima semana en el Estadio Multideportivo de Ferro.

Una multitud colmó este miércoles por la noche el microestadio de San Lorenzo para disfrutar de lo que se creía, a priori, sería un intenso partido. Un clima espectacular, tribunas repletas y la gente que alentaba sin parar porque así es como se vive una instancia tan definitiva como esta. Todo para ver y disfrutar de buen futsal.

El Millonario sería el encargado de abrir el resultado en los pies de Nicolás Rolón. El número 6 entró sólo por el segundo palo y solo le quedó empujarla a la red tras un tiro de esquina ejecutado por Ramiro Martinez Dios. Y los Naranjas que no reaccionaban.

Comandado por Edu Maldonado, el equipo dirigido por Sebastián Mareco, no encontraba la sintonía para poder hacer sufrir a su rival, hasta que el número 10 se encendió. El crack de los de Benavidez, que jugó casi 35 minutos, se enchufó e hizo que sus compañeros entraran en partido. En consecuencia, su rival, debió retroceder varios metros en la cancha para defender muy cerquita de Javier López. Y logró darlo vuelta. De la mano de Brizuela y Ramírez, La Ñata daba vuelta el resultado y tomó un gran envión de confianza.

Con un 2-1 a favor de los Naranjas finalizaba el primer tiempo y el complemento iniciaría con menor intensidad. Sin muchas ocasiones, la gente era quien tomaba un poco más de protagonismo y también empezaba a jugar su partido. A los 7' llegaría la igualdad de los dirigidos por Alejandro Pérez. Nuevamente Nicolás Rolón se colgaría la estatuilla de "líder" y con una corajeada, y sin rematar de la mejor manera, pondría el 2-2. Hubo mayor culpa del arquero Sebastián Rodríguez, que no pudo controlar eficazmente el balón, pero nada quitó que "La Banda" saliera festejando.

Tras la igualdad, River sacó a flote toda la jerarquía que hizo que se coronara en esta competición el año pasado, como su figura en el arco, Javier López, que tuvo varias intervenciones importantes, y como nunca falta, el goleador Martín Persec. Luego de un pelotazo milimétrico de Nacho Caviglia, el "Contador" tan sólo colocó con su cabeza la pelota por encima del arquero del conjunto de Benavídez y daban vuelta el marcador. Y eso no le bastó: aprovechó un error de Edu Maldonado y cara a cara con el arquero no le tembló el pulso. La acomodó abajo a un palo para que delire toda la tribuna del equipo de Nuñez.

A pesar de los dos goles de diferencia, Sebastián Mareco optó por no introducir el arquero-jugador sabiendo que la serie es de ida y vuelta y decidió no arriesgar. Finalmente le terminó dando resultado. El 10 y capitán se encargó de descontar y terminar con otra cara el encuentro sabiendo que aún quedan 40 minutos por disputarse.

El 4-3 a favor de River no le da respiro y no debe perder la concentración, ya que Villa La Ñata querrá recuperarse y saldrá con el objetivo de revertir la llave. La vuelta será el próximo miércoles en el Estadio Multideportivo de Ferro y el Millonario esperará poder mantener la jerarquía para lograr el bi-campeonato, mientras que los Naranjas intentarán alzar su primer Copa Argentina.

Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario