APLAUSOS PARA LOS CHICOS

La Selección Argentina Sub 18 cayó en la final ante Brasil por 3 a 2 y no pudo alzar el trofeo. Su rival logró la clasificación a los Juegos Olímpicos de la Juventud que se disputarán este año en nuestro país. Los tantos argentinos los anotaron Panigo y Raggiati tras ir por tres goles abajo. Faltó poquito.


No se dio. No alcanzó. Las lagrimas fueron de profundo dolor por no poder vencer en la última instancia. Y más por caer ante el rival de toda la vida. El máximo rival. El seleccionado juvenil de Diego Giustozzi había viajado a Paraguay con un sólo objetivo: traer el título a casa. Realizaron un excelente torneo. Superaron a todos los contrarios y no solamente en el resultado sino que también en el juego. Chocaron contra grandes equipos y supieron desafiar las adversidades. Demostraron, por momentos, un gran nivel de futsal. No se achicaron frente a nadie. Pusieron el pecho y defendieron los colores de su nación lo mejor posible. Dejaron la bandera albiceleste en alto. 

Arrancaron el Sudamericano venciendo 3-2 a Colombia, yendo de menor a mayor, puliendo detalles y corrigiendo errores en el poco tiempo de trabajo que tenían entre partidos. El segundo día de competición contaron con fecha libre, por lo que aprovecharon para descansar y recuperarse. La segunda fecha para Argentina fue triunfo sobre Bolivia por 3 a 0 y la confianza se iba agrandando.

Ya con un idea conformada, y con la posibilidad de llevarla a cabo, el tercer partido fue una gran muestra de altos niveles de futsal: derrotó 6-1 a Ecuador y logró la clasificación a semifinales. El último encuentro por fase de grupos fue ante el combinado local. Victoria 3-1 frente a Paraguay y cierre con puntaje ideal. 

En semifinales, hubo que realizar un esfuerzo aún mayor. El rival era Venezuela, y por lo que se veía, no sería nada fácil. En el alargue, los dirigidos por Giustozzi lograron plasmar un nivel mayor y sacar fuerzas para vencer 4-2 y avanzar a la última instancia, donde lo esperaba Brasil.

No comenzaba de la mejor manera el partido. La Verdeamarelha se ponía en ventaja rápidamente y pondría en juego la efectividad demostrada y los años de experiencia en el deporte que lleva. Gracias a Brian Panigo, el seleccionado nacional descontaba previo al final del primer tiempo. Aún así, caía 3-1 y el descanso era una de las mejores opciones para calmar la cabeza. En el complemento fue Agustín Raggiati quien achicó las distancias, pero finalmente no alcanzó. Brasil gritó campeón y levantó el trofeo. Argentina deberá continuar trabajando y preparándose para lo que serán los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. El fútsal da revancha, y ellos se la merecen más que nadie.

Los goleadores argentinos:

Agustín Raggiati 4
Brian Panigo 3
Alan De Candia 3
Agustín Paez 3
Mathias Coronel 2
Ezequiel Ramírez 2
Facundo Gassmann 2
Joaquín Hernández 1
Santiago Rufino 1



Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario