DOS AÑOS DE LOS MELLIZOS

Guillermo Barros Schelotto, el hoy en día entrenador de Boca, hace dos años, posaba con la histórica camiseta número 7 en su presentación como director técnico.


Un 2 de marzo pero de 2016, ocho años, diez meses y dieciséis días después de haber vestido por última vez la azul y oro, el "7 bravo'' retornaba al Xeneize tal y como lo había prometido en su despedida como jugador: ''Volveré y seré DT''. Luego de una racha de derrotas encadenadas por Rodolfo Arruabarrena, sobre todo en clásicos, la paciencia de los hinchas se vio colmada. Guillermo integraba la dirección técnica del Palermo de Italia, pero en un giro inesperado, presentó la renuncia harto de no tener su licencia para dirigir al equipo en el verde césped. Los mellizos comenzaron a sonar como los reemplazantes del ''Vasco'', y así fue tras otra derrota en un clásico, en ese caso, frente a Racing.

El debut del ''Melli'' fue atípico: en una Bombonera vacía debido a la sanción por el incidente del gas pimienta, y tan solo un día después de haber estampado la firma, Guillermo dio la cara y se sentó en el banco frente a Racing en el primer partido de la fase de grupos de la Copa Libertadores. El encuentro fue un aburrido 0-0, pero Boca estaba cambiando: su defensa ya no sería frágil, y mucho menos su actitud. El primer XI que paró Guillermo fue: Orión; Jara, Díaz, Insaurralde, Silva; Pérez, Gago, Meli; Lodeiro, Tévez y Chávez. Al otro domingo, volvería a empatar 0-0; esta vez frente a River en el Monumental. La primera victoria la obtendría el 15 de marzo frente a Unión en condición de local por 2-1, luego de remontar el resultado con goles de Lodeiro y Tévez. Los primeros partidos de la nueva dupla técnica dejaban buenas sensaciones. 

El Boca de Guillermo seguía avanzando en la copa, aunque descuidando el campeonato local, pero el objetivo del plantel y de los hinchas ya estaba marcado. El sueño de todos los boquenses fue frustrado una fría noche de julio: El Xeneize cayó 3-2 ante Independiente del Valle y el resultado de la ida no lo ayudó: fue derrota también por 2-1; en los dos partidos el Xeneize arrancó ganando y se quedo en las puertas de la final del máximo certamen continental. Previo a esta serie, había superado con ''mística'' a Nacional de Uruguay en una emocionante tanda de penales, que logró ilusionar y hacer recordar viejos tiempos a sus hinchas.

Tras la eliminación, Guillermo reinventó a Boca; en una increíble ráfaga venció a Racing, San Lorenzo y River, quedando puntero del torneo. Luego del último partido del 2016, Tévez armó las valijas y se fue a China, Guillermo debería cubrir la baja de su jugador estrella. Durante la segunda mitad del torneo, su equipo arrasó y se quedó con el campeonato: los mellizos conseguían su primer titulo como dupla técnica del cuadro de La Ribera y el número 66 del mismo el 20 de junio de 2017.

Desde la antes mencionada victoria frente a River en el Monumental, el Xeneize sigue sin bajarse de la punta. Titulo de por medio, los de Guillermo hoy en día le llevan nueve puntos a su escolta.

Los números de los mellizos en 96 partidos:
- 53 V
- 25 E
- 18 D
- 1 título


Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario