ENTREVISTAS | CHRISTIAN BASSEDAS

Christian Bassedas, entrenador de Olimpo, habló del triunfo ante Arsenal, la preparación del partido con Estudiantes y la lucha por la permanencia:


¿Entrenamiento duro pensando en Estudiantes?
- Si, hicimos una práctica bastante fuerte. Si bien todavía tenemos días por delante, el de hoy fue de los entrenamientos más intensos de la semana.

¿Vas a estar siguiendo el partido del "Pincha" por la Copa?
- Uno más o menos tiene una idea viendo videos. Veremos el equipo que presente... Si bien Estudiantes la semana que viene no tiene copa, cuando tenés ambas competencias, muchas veces la cabeza está puesta en la más fuerte. Tienen un buen plantel, pero está la incertidumbre del equipo que presentará el lunes.

Imagino que fue importante la victoria de este fin de semana.
- Si, la verdad es que fue un triunfo al cual le pusimos mucho entusiasmo porque necesitábamos levantar un poco el autoestima y era un rival directo. Nos debíamos darlo todo, como hemos hecho siempre, pero que se concrete en el resultado. Veníamos de un partido malo, no como en los primeros tres del año, que habíamos sido un equipo competitivo. Fueron tres puntos importantes y ojalá que nos envalentonen y nos hagan seguir creciendo. Lo veo bien al equipo, pero siempre es necesario el resultado porque te empieza a cargar de energía.

Está difícil la lucha por la permanencia porque los equipos no se sacan ventajas y cada vez quedan menos fechas.
- El margen de error cada vez es menor. En nuestro caso, tenemos que enfocarnos en nosotros. Tratar de sumar, mejor dicho, de ganar, porque sino descontar se nos va a hacer difícil. Después depende un poco del destino. Después de este último partido tenemos que tener la convicción y la determinación de que estamos para hacer un buen partido en La Plata y para intentar ganar. Nunca se sabe cómo termina la historia. Todavía faltan treinta puntos en juego. Tenemos la ilusión intacta y somos conscientes de esto.

Vila y Troyansky marcaron los goles ante Arsenal. ¿Estás tranquilo con ellos?
- En realidad, creo que nosotros somos un equipo que funciona bien si todos están bien. Individualmente damos lo mejor y cada uno, dentro de sus características, explota sus virtudes. No nos sobra nada, somos un equipo muy parejo y por suerte están convirtiendo los delanteros. A Depetris y a Lentini no les ha tocado convertir, pero tratamos de trabajar como corresponde, con todos por igual.

¿Cuánto te dolió la derrota ante Central? ¿Pensaste en dar un paso al costado?
- En realidad, a mí me dolió más el partido con Racing, porque lo íbamos ganando y futbolísticamente no fue un gran partido. Fue muy trabado, luchado, y nos convierten dos goles de pelota parada. Ahí no estuvimos atentos, no defendimos como debíamos. Con Central fue una mala noche en general y a ellos le salieron todas. Con River, hasta el primer gol de Scocco, estábamos bastante bien, sosteniéndolo. Todo es un aprendizaje constante y yo estoy muy comprometido e involucrado con el club y los jugadores, no hay que bajar la guardia ni abandonar y dar pelea hasta donde podamos.

¿Trabajás tranquilo en el día a día? ¿Te sentís apoyado?
- Tratamos de trabajar con seriedad pero con alegría, con buena armonía. De nada serviría trabajar con tristeza, desilusión o decepción... Tenemos que darlo todo, trabajar con dignidad, saber quiénes somos y creer en uno. Yo estoy tranquilo acá porque los dirigentes me manifestaron de antemano cómo era la situación. Es una ciudad que me ha tratado muy bien, es muy respetuosa la gente, muy educada, y me da placer poder trabajar, aún en esta situación, donde gana la calma y no la locura.

Hace unos días declarabas que te sentías más padre que entrenador.
- Siempre me pongo en el lugar del jugador, y jugar estos campeonatos, donde peleás abajo, no es sencillo. Hay que tener mucho coraje, mucha valentía, dar la cara... Hoy les toca pelear esto, y por ahí mañana les toca pelear arriba. Son momentos de los equipos y de los jugadores. Yo creo que estamos bien; no se cómo terminará la historia, pero se que podemos crecer un poco más.

Para el partido con Estudiantes van a estar al cien por ciento Rosales y Tellechea, ¿es así?
- Están aptos en lo profesional, pero hay que ver cómo se sienten. No es sencillo volver de un desgarro e inmediatamente volver a tener el ritmo que tenían. Vamos a ver, todavía hay tiempo. Es una semana donde están entrenando normalmente, pero siempre que vuelven lo hacemos progresivo para que no sea muy de golpe el ritmo de los entrenamientos, tiene que ver con nuestra metodología. Llegado el momento que debamos resolver el once inicial, veremos cómo están, los evaluamos día a día.

Desde lo anímico sería muy importante sumar una segunda victoria consecutiva, ¿no?
- Claro, por supuesto. Tengo mucha ilusión y soy muy optimista al respecto. Necesitamos reconfirmar el crecimiento que hemos tenido el último fin de semana. Es una parada importante, Estudiantes es un equipo con mucha historia, pero tengo confianza en los muchachos, los veo bien, con ganas de luchar esta batalla hasta el final. Siempre lo sostengo, tenemos que mantener la humildad. Que no nos confunda este último triunfo, tenemos que ambicionar más. Estamos trabajando bien, intentando que ese partido, el que se aproxima, siga siendo para nosotros parte del crecimiento.

Compartir en Google Plus

Sobre Romina Brust

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario