ENTREVISTAS | DIEGO RIOLFO

Diego Riolfo, jugador de Godoy Cruz, valoró el empate ante River, elogió a Racing y destacó la presencia charrúa en el fútbol argentino.


Imagino que habrá quedado un mal sabor de boca del empate ante River, porque tenían todo para ganar, ¿pero el punto se valora a la larga?
- Si, se valora, pero no te voy a mentir que llegamos al vestuario y la verdad que el ánimo no era el mejor porque nosotros sentíamos que el partido lo teníamos "controlado" y tuvimos una ventaja bastante amplia para ser un partido contra River, de visitante. Era un momento lindo para poder llevarnos la victoria, veníamos en racha, y la verdad que no estábamos del todo contentos. Son buenas señales porque eso marca un poco para qué está el grupo y la motivación que tiene, pero hay que pensar un poco más en frío y darse cuenta que un empate de visitante, con River, no está nada mal.

¿Cómo viste desde el banco el buen primer tiempo que hicieron y los rendimientos de Garro y del "Morro" García?
- Está a simple vista que el grupo está firme. Llegué a un equipo que está bastante armado, que tiene buena química y que la delantera es bastante contundente. Esto es muy importante para cualquier equipo, la confianza que tienen los delanteros. "Juanfi" Garro viene haciendo grandes partidos y es el jugador que más me sorprendió desde que llegué. Al principio no aparecía tanto en los entrenamientos, pero lo veo jugar en los partidos con un despliegue terrible y está con mucha confianza. Es un momento en el que el equipo está fuerte, por eso el sabor amargo del otro día, porque sentíamos que lo podíamos haber ganado. Pero hay que seguir, todavía el grupo no ha logrado nada. El objetivo es tratar de entrar en copas. Si seguimos así podemos estar cerca, pero hay que mantenerlo, y eso es lo más difícil.

¿Quién es tu "compinche" desde que llegaste?
- La verdad es que tengo muy buena relación con la mayoría, me han tratado muy bien, mucho mejor de lo que esperaba. Fuimos solo dos refuerzos y siempre para el jugador que llega en esas condiciones es un poco más difícil, no sólo jugar sino también meterse, pero me han tratado de maravillas y me llevo muy bien con "Juanfi", con "Pol" Fernández, con Jalil (Elías) que vino ahora, y después con los uruguayos, tanto con "Leo" Burián como Felipe Rodríguez y "El Morro". Me han recibido como a cualquier uruguayo en el exterior, que siempre nos apoyamos mucho. Estoy muy contento en el grupo, la verdad es que cada vez me estoy sintiendo mejor en los entrenamientos, y ojalá que empiece a tener un poco más de minutos a medida que pase el campeonato. Mi idea es aportar al equipo donde me toque, y ojalá que pueda ayudar en ese sentido para aportar al objetivo que se plantea la institución.

¿Cómo te sentiste en tus primeros minutos?
- La verdad es que dentro del partido no dio para hacer mucho, justo fue un momento medio crítico, en el final. Ellos habían remontado el 2 a 0 y tenían la pelota. Diego (Dabove) me pidió que entre, que trate de agarrar la pelota y que vaya con la marca de Ponzio, para que él no maneje los hilos de River. Fueron 5 o 7 minutos que traté de correr y de marcar, que era lo que el equipo necesitaba en ese momento. Mis características de juego son otras, pero como me pidieron eso, lo voy a cumplir. Me sentí bien físicamente pero no puedo evaluarlo mucho porque fueron muy pocos minutos y toqué muy pocas pelotas.

Pasaste por el fútbol uruguayo, el español y el mexicano. ¿Qué tan distintos son al argentino?
- El fútbol es mucho más intenso, quizás a veces un poco desordenado y similar al mexicano, nada que ver con el español. Acá te llegan enseguida, te aprietan de a dos o tres jugadores y, si uno no está rápido o lúcido, va a perder muchas pelotas, sobre todo un jugador como yo, que juego en la mitad de la cancha y muchas veces estoy de espalda al arco. Eso es lo que evaluó Diego Dabove conmigo, tratar de acostumbrarme al ritmo del fútbol argentino, que es único en el mundo y es una de las cosas por la cual se generan tantos buenos jugadores que se terminan yendo al exterior. De a poco me voy acostumbrando. Los entrenamientos los fui sintiendo al principio sobre todo porque yo venía de estar dos meses parado porque el campeonato mexicano había terminado los primeros días de noviembre. He jugado Copa Libertadores con algunos equipos argentinos y me he sentido bien. Se que tengo que encontrar ritmo, buscar confianza a medida que vayan pasando los partidos y que voy a rendir de acuerdo a lo que el club necesita.

¿Cómo analizás el partido que se les viene ante Racing?
- Creo que agarramos a un Racing en uno de sus mejores momentos, sobre todo desde que llegó el nuevo entrenador. Los jugadores de mitad de cancha para arriba están con mucha confianza y tienen buena dinámica. El entrenador se centra mucho su trabajo en la presión y en la intensidad. Tuve la suerte de enfrentarlo en México y su equipo (Xolos de Tijuana) era de esas condiciones, igual a lo que está mostrando Racing ahora. En este momento tiene jugadores desequilibrantes a nivel individual y tendremos que estar atentos. Tenemos una ventaja que es que jugamos de local, trataremos de hacer pesar eso y seguir por nuestra línea, sin subestimar a nadie pero también sabiendo nuestras fortalezas, que nos han llevado adonde estamos hoy en día.

Son tus primeros meses en Argentina pero ya conocés la situación de los hinchas en el país. Ante Racing va a haber público visitante. Va a ser lindo para ustedes jugar a cancha llena, ¿no?
- Mirá, desde chiquito, el fútbol que me inculcaron mis padres y el que más veía era el argentino. Lo que más me gustaba era sentarme a ver el color de las hinchadas, la visitante, cuando eran minoría y cómo se escuchaban. Todo el colorido y el folklore del fútbol argentino es una de las cosas que más atraen en el mundo, y obviamente, las condiciones de seguridad hicieron que, durante un tiempo, no exista hinchada visitante. De a poco, ir probando no está mal. Por lo que estoy viendo, no son todos los partidos, sino unos si y otros no. A nosotros no nos preocupa cuánta gente haya afuera, pero sí me parece que por el bien del fútbol argentino y de los espectadores estaría bueno que puedan estar las dos hinchadas en todos los partidos, siempre y cuando se cumplan las normas de seguridad. A cualquier jugador le puede motivar jugar tanto con su hinchada como contra la visitante. Yo lo veo bien, y ojalá que se pueda seguir avanzando a medida que pase el tiempo en el fútbol argentino.

En River - Godoy Cruz coincidieron en cancha ocho uruguayos. Imagino que debe ser un orgullo que tantos compatriotas estén en un mismo momento en otro país.
- Si, les hemos copado el mercado, je. Mientras se sume calidad al espectáculo me parece que está bueno. Me siento orgulloso sin duda de compartir con mis compañeros y que haya otros uruguayos en otros equipos, con los cuales compartí cancha y los enfrenté muchas veces. Yo con Camilo Mayada tengo excelente relación. Me parece que está bueno poder ver cómo a cada uno le está yendo bien en diferentes países. La otra vez lo hablé con Felipe Rodríguez y me parece que con Atlético Tucumán también se podría llegar a dar. Como a los argentinos, que son muchos, les va bien en otros países, a la mayoría de los uruguayos nos ha tocado estar bien en el fútbol argentino.

Compartir en Google Plus

Sobre Romina Brust

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario