SE QUEDÓ SIN GASOIL

Temperley, que no merecía perder, se vio superado por Huracán en el Beranger. La permanencia parece cada vez más difícil.


Día nublado en el Alfredo Beranger. A las 13:15, Temperley iba a recibir al Globo de Parque Patricios. El Celeste, que se encuentra casi obligado a no perder más puntos, y menos de local, luego de una dura derrota ante Unión quería cambiar la cara ante su gente.

Huracán, que venía de empatar en el clásico ante San Lorenzo, debía sumar de a tres si quería meterse de lleno en zona de copas internacionales.

Con ambos necesitados, comenzó el partido. Huracán dominó la pelota desde el principio y llegó a la apertura del marcador a los 15 minutos, obra de Andrés Chávez. Pero pareció que el 1-0 despertó al Gasolero, que creó muchísimas situaciones de gol que de forma inexplicable no pudo convertir.

En muchas de esas llegadas, Marcos Díaz se hizo gigante. Pero tampoco el local tuvo la suerte de su lado: con un gol anulado, un penal no cobrado y una serie de rebotes en el área, la tarde se hizo complicada.

Así se iba la primera parte, pero el segundo tiempo iba a ser distinto. Temperley quería ser protagonista, y por momentos lo lograba, pero dejaba muchos espacios atrás, y esto lo aprovechó Pussetto. De contraataque y esquivando a los defensores rivales, el 7 picó la pelota por encima de Ayala y marcó el 2-0.

Y el partido era todavía más cuesta arriba para el Gasolero, que estuvo muy cerca del empate y ahora se encontraba por dos goles abajo. Pero siguió empujando y, sobre el final, pudo acortar ventajas de la mano del ingresado juvenil Franco Sosa.

El descuento le dio algo de esperanza al conjunto del sur. Intentó, pero no pudo, y esta derrota lo complica mucho con los promedios. Es que le lleva 12 puntos a Vélez en esa tabla. Por otro lado, el Globo se puso a un punto de la clasificación a la Libertadores y suma, además, para la permanencia.


Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario