ENTREVISTAS | SANTIAGO SILVA

Santiago Silva, delantero de Talleres, habló de su situación contractual, los clubes que más lo marcaron y la actualidad de Uruguay y Argentina en Rusia 2018.


¿Cómo estás?
- Todo en orden, ya hoy con mi primer entrenamiento con la Reserva. Cosas que pasan, en este caso, extrañas, pero cosas que pasan al fin, je.

¿Cómo te tomaste la noticia?
- Bueno, cuando estaba de vacaciones le habían comentado a la persona que me representa y él no me lo comentó para no amargarme las vacaciones. Me lo comenta cuando llego y me presento el día que tengo que presentarme como todos los chicos en la institución y, a los dos días, tengo una reunión con un dirigente y me comunica que no iban a contar con mis servicios, más allá de que yo tuviera contrato. Lo sigo pensando y, por mi forma de ser y, como soy yo, esto me da más ganas para seguir entrenando y seguir adelante, porque esto continúa, esto es así. No va a ser acá pero será en otro lado. Tengo contrato, pero hasta que no me salga alguna posibilidad que me interese y que sirva, estaré esperando. Hay mucho tiempo y se está jugando el Mundial.

¿Fassi te dijo que te iba a ayudar a buscar club?
- A mí no me dijo nada porque yo no hablé con él. La única vez que hablé fue hace tiempo pero fue antes de arreglar el contrato. Me dio la palabra de que iba a estar un año tranquilo, con mejoras al futuro, con un proyecto... Yo tengo palabras de agradecimiento a la institución pero no creo que sean las formas, no son así las formas. Se tuvo un buen semestre, tanto en lo personal como en lo colectivo, logrando cosas importantes para una institución que viene creciendo escalón por escalón, clasificando a la Libertadores, que para la institución es algo importantísimo, con equipos grandes que no pudieron entrar a lo último. Mi relación con el entrenador nuevo es buena, con el anterior también, con el grupo es excelente, y lo que me da pena es eso, la forma, porque no fui a la pretemporada teniendo contrato. Son cosas que, como te decía anteriormente, cuestan entender pero pasan.

Antes de arreglar con Talleres tuviste la posibilidad de arreglar con Belgrano. Si te decían en el club que no ibas a firmar por un año sino por seis meses, ¿lo pensabas dos veces?
- Belgrano estaba interesado en su momento pero no se dio porque yo estaba de vacaciones y no me esperaron. Después apareció Talleres y se dio de esta manera. Estoy encantado de jugar en Talleres, pero no son las formas de hacer ir a un jugador, alguien que tiene un nombre en el fútbol, que no es un pibe. Detrás de un jugador de fútbol, que puede jugar bien o mal, hay una persona, una familia, hay algo pactado... Entonces, hay formas y formas. No creo que esta haya sido la mejor de decirle chau a un jugador.

¿Cómo fue todo con Kudelka?
- Desde el primer momento que hablé con él, que me llamó yo estando en Buenos Aires, fue excelente todo. Desde el primer momento, una relación de respeto de entrenador - jugador y jugador - entrenador. Es un técnico que ha ido creciendo y muy merecido tiene el seguir creciendo, le tocó ahora estar en la U de Chile, que es un equipo importantísimo de Chile, con un gran nivel, con una plataforma de estructura gigante, y ojalá que le vaya siempre bien. A Talleres le dio muchísimo.

¿Qué esperás para tu carrera? ¿Te gustaría seguir en el fútbol argentino?
- Si, la verdad que si. Yo no soy de la idea de tener contrato y no estar en el plantel. A mí no me gusta ni molestar ni nada. A mí no me quieren, me tengo que ir. Ahora, lo que tengo que hacer es esperar a poder encontrar equipo, obviamente, y retirarme. Eso es lo que va a ocurrir. Yo me tengo que ir, porque más allá de que tenga contrato, la dirigencia no me quiere.

¿El próximo club en tu carrera va a ser el último?
- No, no se. ¿Por qué?

Por lo de retirarte...
- No, perdón. Digo de retirarme pero de Talleres. Lo que necesito es tiempo, nada más.

Sacándote un poco de Talleres, ¿qué te parece hasta el momento la actualidad de Uruguay en el Mundial?
- Muy buena. La verdad es que, si bien no me ha tocado estar en este proceso, verla es un orgullo. A todos los uruguayos nos cuesta todo, pero ahora está todo plasmado en la actitud y en la garra de siempre. Este Mundial es sumamente parejo, cualquiera le hace partido a cualquiera y creo que este proceso, de hace un tiempo largo ya, le hace bien. Hay muchas selecciones que tienen un proceso y que hacen un poco de diferencia con el resto.

¿Y cómo veías a Argentina ayer y cómo la ves hoy?
- La vi mal. Si bien uno es uruguayo, le tengo un respeto enorme a Argentina, le tengo un agrado enorme. Quiero que gane Uruguay y quiero que gane Argentina. Pero la vi mal, sinceramente. Soy un jugador de fútbol que está afuera y quiere que gane, pero la vi mal, desordenada y sin actitud, que creo que es lo más importante para llevar puesta la camiseta de una selección.

Pasaste por diecisiete clubes, muchos del fútbol argentino, siendo el delantero uruguayo con más cantidad de goles, por arriba de Enzo Francescoli. ¿Cuál es el que más te marcó?
- Siempre lo digo. Me ha tocado vivir cosas hermosas en cada institución donde me ha tocado estar. Sin dudas, por ser un equipo grande, Boca fue algo especial. Pero después, en el resto, me ha tocado vivir y lograr cosas hermosas. Te puedo ir de atrás para adelante o de adelante para atrás. Me tocó clasificar ahora con Talleres a la Libertadores, que era algo pendiente y clasificarse a una copa internacional, para el plantel, era un objetivo y se logró, que es sumamente importante. Me tocó salir campeón de la Sudamericana con Lanús. Con Banfield salí campeón por primera vez en la historia. Con Boca, salir campeón de la Copa Argentina y perder una final de una Libertadores. Me tocó salir campeón con Vélez... Creo que tengo un pedacito de mi corazón en cada una de las instituciones porque me ha tocado vivir cosas maravillosas con equipos y cosas espantosas, feas, como las que estoy viviendo hoy, como haber perdido una final, como quedar eliminado en (sic) cuartos de final con Vélez, errando un penal. Yo siempre digo que están las buenas y que siempre hay que acordarse de las malas, porque son las que te llevan a hacerte fuerte, para adelante.

Volviendo a Talleres, se te vio con una muy buena relación con tus compatriotas Olaza y Arias, también con Pisano, que llegaron en el mismo mercado de pases... ¿Pero qué opinión tenés sobre "El Cholo" Guiñazú?
- Y... Es el ídolo de la institución, no solamente dentro de la cancha, sino fuera. Yo digo que los referentes o los que intentan dirigir un plantel dentro de la cancha lo hacen bien tanto dentro como fuera de ella. Es un ejemplo a seguir y hay que aprovecharlo porque va a jugar un año más. Tienen que cuidarlo. Fue un placer haber compartido con él, haber logrado algo importante, habernos conocido, desearle lo mejor a él y a Talleres. Arriba.

Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario