''JULES RIMET TROPHY'': UNA HISTORIA TRUNCA PARA LA SELECCIÓN ARGENTINA

¿Conoces todo sobre la historia de los mundiales o crees hacerlo? A continuación, vamos a repasar la historia del trofeo Jules Rimet, del cuál la Selección Argentina se ''automarginó'' durante 24 años y le fue esquivo el resto de las ocasiones...


La creación de la FIFA nos remonta hasta 1904. Siete fueron los países fundadores: Francia, España, Bélgica, Holanda, Suiza, Dinamarca y Suecia. La gran ausencia fue Inglaterra. ¿Por qué? Al igual que en el rugby, los ingleses, como "dueños" del deporte, sostenían la idea de jugar solamente entre ellos, por ser su creación. Sin embargo, en 1905 se unirían con la condición de tener peso en las decisiones.

Antes de ponernos a hablar del presidente de la FIFA que nos trae hasta acá, debemos destacar a otros dos. Robert Guerin estuvo en el cargo durante dos años (1904-1906); fue periodista, DT de la selección francesa y creador del Tour de France. Lo destituyeron del cargo por querer crear una especie de torneo entre los países fundadores, donde Inglaterra no participaría, y en su lugar ingresó, obviamente, un inglés: Daniel Woolfall. Es recordado por incentivar a clubes no europeos a afiliarse; éste fue el caso de Argentina en 1913. Tras fallecer en función, llegamos al presidente más importante e influyente en la historia del fútbol: Jules Rimet. El francés asume como interino y, 2 años más tarde, en 1920, es oficializado. Fue el gran artífice de la obra que tanto disfrutamos hoy en día, los mundiales.

Jules Rimet, fascinado con el éxito que tuvo el fútbol en los Juegos Olímpicos de París 1924 y Amsterdam 1928, lleva la idea de crear un torneo similar a sus pares de la FIFA. Tras dos congresos, uno en Amsterdam durante los JJ.OO. y otro en Barcelona el año siguiente, se acuerda comenzar "El Mundial'' en 1930. El nombre del trofeo sería "Jules Rimet Trophy" y se lo quedaría el primero en ganarlo tres veces.


URUGUAY 1930

Es raro que, con 7 fundadores europeos, el primer mundial, con la importancia que conlleva, se haya realizado en América. Cobra más rareza aún cuando nos enteramos que otros tres países se habían postulado: España, Italia y Hungría. Entonces: ¿Por qué Uruguay? El gran responsable de haber conseguido la sede fue un argentino: Adrián Beccar Varela. Para esto, Adrián, planteó 3 puntos:

  • El éxito deportivo: Uruguay había obtenido el oro olímpico en 1924 y 1928. Era, sin dudas, una de las potencias en fútbol.
  • El centenario de la independencia: Con la fiesta patria sumada al mundial, la ciudad sería una fiesta. Era una gran ocasión para potenciarlo.
  • Poder económico: Uruguay le pagaría el pasaje a todas las selecciones europeas que crucen el charco.

Sin un sistema de clasificación, se decidió invitar a las selecciones mejores clasificadas en los últimos dos Juegos Olímpicos: Argentina, Chile, Francia, México, Bolivia, Brasil, Yugoslavia, Perú, Rumania, Bélgica, Estados Unidos, Paraguay y el anfitrión, Uruguay. Cabe destacar que varias selecciones europeas, como por ejemplo Inglaterra, no estaban de acuerdo con la idea de viajar hasta América.

Este Mundial tuvo una particularidad, y es que se jugaría en una sola ciudad: Montevideo. Todos los partidos se realizaron en el Parque Central o en el pequeño Estadio Pocitos. La idea era que haya un estadio más, El Centenario, pero estuvo disponible recién para recibir la gran final, ya que se construyó sobre la marcha.

Las selecciones se dividieron en un grupo de 4 y dos de 3. Los clasificados serían los primeros de cada grupo, y se eliminarían directamente en semifinales. Ganaron su grupo: Argentina, Yugoslavia, Uruguay y Estados Unidos. Los cruces establecidos para las semifinales fueron Argentina – EE.UU. y Uruguay – Yugoslavia. Los sudamericanos eliminaron a sus rivales con autoridad, y la Selección Argentina tendría su revancha luego de haber caído en la final de los pasados JJ.OO. frente a los charrúas.

La venganza no sería posible. Tras irse 2-1 arriba al descanso los argentinos, Uruguay lo daría vuelta en el segundo tiempo y se quedaría con el primer Mundial tras vencer 4-2. La final nos dejó dos interesantes historias: en primer lugar, las amenazas que recibieron los jugadores albicelestes: "Cuando volvimos para jugar el segundo tiempo, había como trescientos militares con bayonetas caladas. A nosotros no nos iban a defender", contó tiempo después Luis Monti; y luego, las famosas "dos pelotas" que rodaron por el césped del Centenario. En el primer tiempo, la que solicitó usar Argentina, y en el segundo, la que proponía Uruguay. Ese fue el acuerdo.


ITALIA 1934

El segundo Mundial se quedó en Europa. Por primera vez habría una fase clasificatoria, con 32 equipos inscriptos. La idea era terminar con 16 para llegar a una eliminación directa. Argentina se ahorró jugar por la clasificación y entro directo porque su rival, Chile, se bajó de la disputa.

El fútbol argentino no pasaba por su mejor momento; recién comenzaba el profesionalismo pero todavía seguía en pie una asociación "amateur" con equipos menores. La profesional decidió no prestar a sus jugadores para la Selección, y la amateur se tuvo que arreglar con lo que pudo: jugadores de clubes del interior y de segundo orden de Buenos Aires fueron los que defendieron la celeste y blanca en esta ocasión. De hecho, hasta el entrenador fue un extranjero: Felipe Pascucci, italiano, único director técnico de otro país que tuvo Argentina. A este grupo de jugadores se los conoció como "los chacareros", y se volvieron en la primera ronda, en dieciséisavos de final, tras caer frente a Suecia por 3 a 2.

Italia atravesaba el régimen fascista de Mussolini, por lo que, digamos, que los árbitros estaban algo condicionados… La selección local se consagró superando en la final a Checoslovaquia por 2 a 1. La figura del torneo fue el gran Giussepe Meazza.


FRANCIA 1938

En esta ocasión, Argentina decidió directamente no enviar equipo. El origen del problema nos lleva nuevamente a esos dos famosos congresos realizados por la FIFA previo al comienzo de los mundiales. Allí, se había acordado, de palabra, una "alternancia" en cuanto a los países organizadores. Se realizaría un Mundial en Europa y otro en América, así consecutivamente. En 1938 era el turno de nuestro país, pero por atrás se había acordado otra cosa. Molestos con la decisión, se acuerda no viajar a Francia.

Otro dato es que, originalmente, se iba a tratar de una candidatura tri-partita: Francia – Holanda – Bélgica, pero estos dos últimos se bajaron y solamente Francia obtuvo las sedes para el tercer Mundial.

El formato de disputa fue de nuevo por eliminación directa; sin embargo, esta vez hubo 15 seleccionados. En un principio, Austria iba a participar, pero se ausentó; así, benefició a Suecia, que pasó directamente a cuartos de final.

La final la jugaron Italia y Hungría. El cotejo se lo quedaron los italianos venciendo por 4 a 2. Vittorio Pozzo también condujo hacia el éxito a la selección en el pasado mundial, y es el día de hoy que sigue siendo el único entrenador en conseguir dos mundiales.


*** 1942 y 1946 no se celebra el Mundial debido a la Segunda Guerra. ***


BRASIL 1950

Cuando hablamos de esta década nos estamos refiriendo a, quizás, una de las épocas más oscuras de la AFA. Por problemas entre jugadores y dirigentes, se acordó que lo mejor sería no viajar, en lo que es recordado como el "éxodo masivo". Varios jugadores de nuestro fútbol tomaron la decisión de emigrar, en la mayoría de los casos, al fútbol colombiano. Los futbolistas reclamaban mejores sueldos y llevaron a cabo una huelga encabezada por jugadores como Pedernera y Di Stefano (de aquí germinaría lo que hoy conocemos como Futbolistas Argentinos Agremiados). La asociación se negó y Colombia apareció con su billetera… segundo mundial consecutivo en el que la Argentina no se presenta.

En Brasil participaron solamente 13 selecciones, 7 de América y 6 de Europa. Al igual que pasó en Uruguay 1930, y paralelamente con los Juegos Olímpicos, los del viejo continente se resistían a venir a tierras americanas. Insólitamente, los grupos se dividieron en dos de 4, uno de 3 y uno de 2; además, fue el único Mundial que no contó con una final. En su lugar hubo una "ronda final".

El último partido de la ronda final quedó marcado en la historia. Uruguay venció 2-1 a Brasil en el recordado "Maracanazo". La Liguilla la jugaron, además de estas dos selecciones, Suecia y España. Cabe destacar también que el Maracaná fue construido para la ocasión.


SUIZA 1954

Argentina continuaba con la decisión de no participar y así ya sumaba su tercer mundial consecutivo al que no asistía. Sin embargo, no fue tan así. Stabile, director técnico de la Selección, viajo a ver el Mundial. Al volver, su veredicto fue: "Si íbamos, ganábamos caminando, somos mejores que todos los que jugaron". Gran error.

El formato de disputa fue de cuatro grupos de 4, y de allí eliminación directa. A la final llegaron Alemania Federal y Hungría. Los alemanes vencieron por 3 a   2, con el antecedente de haber caído ante los húngaros en fase de grupos por ¡8 a 3! La versión oficial habla de una "estrategia", en la que el partido de fase de grupos sirvió para estudiarlos… pero la historia alternativa cuenta que la intensa lluvia que se desató durante el partido perjudicó a los jugadores de Hungría. ¿Por qué a los de Alemania no? Porque ellos contaban con la última línea de botines adidas, con tapones más grandes para no resbalarse.

Más allá de cual fue la verdadera leyenda detrás del resultado, Alemania consiguió así su primer Mundial, que contó con Ference Puskas como figura.


SUECIA 1958

Como comentábamos antes, gracias a las declaraciones de Stabile, Argentina decide aventurarse de nuevo en los mundiales luego de 24 años. La participación de la Selección es recordada como "el desastre de Suecia", y no es ninguna exageración de las que solemos escuchar hoy en día: fue un verdadero desastre. Sin conocimiento de los rivales y con mala preparación física, pierde 3-1 con Alemania Federal, gana 3-1 sobre Irlanda del Norte y un lapidante 6-1 con Checoslovaquia termina de sellar el pasaje de vuelta. Además de la soberbia con la que se manejó la Argentina, podemos encontrar otro grave error: No fueron convocados Sivori, Maschio y Angelillo; conocidos como "los carasucias", las figuras de la celeste y blanca en el Sudamericano '57 consiguieron la medalla de oro. Fue una especie de castigo por haber emigrado del fútbol argentino a Europa.

De este mundial se recuerda la aparición del joven Pelé, con tan solo 17 años. La verdeamarelha, con el recién mencionado y Garrincha, ganó su primera Copa del Mundo de punta a punta. En la final, venció 5-2 a Suecia. Como una novedad, la selección campeona instala el sistema de juego 4-2-4.


CHILE 1962

Como era de esperar, Stabile no siguió en el cargo tras el pasado mundial. Su lugar en el banco lo ocupó el "Toto" Lorenzo. Argentina no pasó la fase de grupos en lo que podría haber sido el mundial de Di Stefano, quién sufrió una lesión mientras brillaba en el Real Madrid. Otros dos que no pudieron ser convocados, al igual que en la copa anterior, fueron Sivori y Maschio; esta vez, porque eligieron defender la casaca de la Azzurra.

Brasil llegaría nuevamente a la final, esta vez, con Garrincha a la cabeza. Pelé fue lesionado producto de fuertes infracciones durante el transcurso del torneo. Sería el segundo título de los brazucas, que vencieron por 3 a 1 a Checoslovaquia. Fue el último mundial visto por Jules Rimet, quien meses luego fallecería.


INGLATERRA 1966

¿Cuántas veces un director técnico argentino dirigió dos mundiales al hilo? Lorenzo fue uno… pero no producto de un largo proceso. En el medio hubo nada mas ni nada menos que ¡6 entrenadores! El último de estos seis fue Zubeldia. La Argentina atravesaba un gobierno de facto, el cual no simpatizaba mucho con el DT, y decidieron echarlo faltando poco para viajar. La Selección superó la fase de grupos ubicándose en el segundo lugar. Pero en cuartos jugaría con el local, Inglaterra.

El partido de cuartos de final contra Inglaterra dejó algunas historias y también obligó a la FIFA a modificar su reglamento. Antonio Rattin fue expulsado en un confuso episodio; la gente que asistió al estadio no entendía muy bien que había sucedido porque… ¡No existían las tarjetas! El 5 de La Albiceleste se fue arrancando un banderín con la insignia inglesa, y hasta afirma haberse sentado en la alfombra de la reina, pero de esto no hay prueba alguna. Luego de este partido, la FIFA agregaría las tarjetas amarilla y roja como las conocemos hoy en día.

El trofeo Jules Rimet se extravió durante el transcurso del certamen, pero por suerte, el perro Pickles condujo hasta su recuperación. Si, un perro. Pickles el can policía, fue una de las grandes celebridades del mundial.

Inglaterra, con algunas designaciones arbitrales sospechosas, llegó hasta la final y despachó 4-2 a Alemania Federal con Bobby Charlton. Este fue su primer y único mundial, por el momento.


MÉXICO 1970

En México fue la primera y única vez que la Argentina queda afuera en fase clasificatoria. Por otra parte, también por primera vez, se juega en la altura. Además, como mencionamos en párrafos anteriores, es el primer mundial en utilizar las tarjetas. Y la famosa pelota a gajos negra y blanca tuvo su debut aquí. Aunque la Selección no clasifico, el certamen se emitió, siendo la primera transmisión de un mundial por televisión en nuestro país.

Dos históricos, Brasil e Italia, fueron los finalistas. La Selección de Pelé se quedaría con el tricampeonato venciendo 4-1, y, como se había prometido, con el trofeo Jules Rimet original.




La copa quedó en manos de la Federación Brasileña hasta la madrugada del 23 de diciembre de 1983. Esa noche, el trofeo que se exhibía en una vitrina a prueba de balas, fue hurtada. Al tiempo, se conoció que fue fundida y, de forma simbólica, la FIFA preparó una réplica para que Brasil pueda seguir luciéndola en el museo histórico de la federación. 

A partir del mundial de Alemania 1974, se diseñó el totem que conocemos hoy en día dándole el nombre de ''Copa del Mundo''. Argentina ganaría el Mundial que le fue esquivo durante 40 años solamente dos ediciones después de la sustitución de la copa, como si realmente la anterior hubiera estado maldita.

El Trofeo Jules Rimet estuvo en disputa en 9 ocasiones, de las cuales la Selección Argentina participó solamente en cinco. Los campeones durante este tiempo fueron: 

BRASIL x3
ITALIA x2
URUGUAY x2
ALEMANIA
INGLATERRA


Compartir en Google Plus

Sobre Franco Giussani

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario