LAS DOS CARAS DE ARGENTINA

Argentina empató 1-1 ante Islandia en el primer partido del Grupo D.


La Selección dejó más dudas que certezas en su debut mundialista. El planteo de los islandeses le provocó un dolor de cabeza a Sampaoli. Cerrados atrás, los vikingos bloqueaban cualquier tipo de peligro. Cuando Argentina avanzaba con la pelota, no encontraba los lugares necesarios para desarrollar su juego, y cuando se intentaba de lejos, la mayoría de las veces impactaba en un rival.

La táctica de los de Hallgrimsson fue durante todo el partido la misma: esperar cerrados atrás para salir de contra. Cuando llegó el gol del Aguero, el panorama era más positivo pensando en que tendrían que salir a buscar el empate y dejarían espacios, pero eso sucedió demasiado rápido; cuatro minutos después del tanto argentino, Finnbogason anotaría el empate.

Sorpresivamente, Argentina salió al segundo tiempo con el mismo planteo. A los 10 minutos del complemento, era evidente que sobraba un jugador de marca, por lo que el DT mandó al campo de juego a Banega en lugar de Biglia. De ahí en más, la Selección se torno mas vertical. A los 18' ST, Lionel Messi tuvo la chance de marcar el 2-1 desde el punto penal, pero el débil remate fue desviado por Halldorsson. Faltando 15' para el final, Pavón ingresó por un Di Maria poco gravitante. Esos minutos fueron un monólogo de La Albiceleste, pero la victoria no llego.

Ni el arbitro ni el VAR notaron un claro penal al jugador de Boca, pero no podemos justificar el empate con esta situación. Sampaoli tendrá la tarea entre mañana y el jueves de equiparar las dos caras totalmente opuestas de su equipo: la defensa y el ataque. Su próximo partido será ante Croacia, el 21/6 a las 15 de Argentina en Nóvgorod, ¿con cambios en el equipo?




Compartir en Google Plus

Sobre Franco Giussani

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario