SUPERMAN

El niño maravilla que deslumbra en Rusia 2018 y en el mundo: Kylian Mbappé.


El mundo cambia, y los jóvenes ya no son mas unos nenes. Son insolentes, agrandados, no respetan a los mayores, ni sus barbas, y algunos descarados se animan a pelear en la élite de los mejores, que tan cómodamente alberga a Cristiano y Messi desde hace 10 años. Con el descaro y el ímpetu que le otorgan sus insultantes 19 años, hoy Kylian Mbappé dejó, hasta el momento, la mayor exhibición de un jugador en el Mundial de Rusia. Ya en esta copa fue el arma mas vertiginosa del ataque en su equipo. La metió ante Perú para el 1-0 en el Grupo C y en octavos la rompió: generó el penal del 1-0 tras una corrida memorable de 70 metros, que para algunos amantes del deporte, nos hizo revivir a Ronaldo Nazario en sus mejores épocas. Y eso no fue todo: en el segundo tiempo, dio la puñalada final a una Argentina que se desangraba, convirtiéndole los últimos dos goles en el 4-3.

El niño que logró debutar en el 2015 con el Monaco, en la temprana edad de 16 años, con el tiempo coronó dos Ligue 1 con el equipo del principado y con el Paris Saint-Germain, además de la Coupe de la Ligue con el PSG. Como distinción, le dieron el premio Golden Boy 2017 como el mejor joven del año, y es considerado el jugador europeo con mayor proyección. Junto a Neymar y Cavani forma uno de los mejores tridentes del continente, aunque el mismísimo Real Madrid ya posó sus ojos en él.

Las insolencias de este muchachito, descarado, veloz y, por supuesto, muy habilidoso, han dado la vuelta al mundo. En Argentina no olvidarán su nombre, y el planeta fútbol comenzará a respetar y disfrutar a un nene que en la cancha es un hombre.


Compartir en Google Plus

Sobre Unknown

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario