UN TRIUNFO QUE HACE HISTORIA

  

(Foto: Marca)

En la segunda jornada del torneo de fútbol más importante, Irán consiguió el triunfo más accesible del grupo: fue 1-0 frente a Marruecos en la ciudad de San Petersburgo.



Irán y Marruecos inauguraron el Grupo B con victoria de los asiáticos, que sumaron más que tres puntos: fue el segundo triunfo de Irán en la historia de los mundiales. A los 94 minutos de los 96 que se jugaron, Aziz Bouhaddouz, en contra, convirtió el gol que sentenció el partido.


El encuentro comenzó de ida y vuelta, muy vertiginoso con la mitad de la cancha, que era una zona de transición, en la cual la pelota iba y volvía sin causar ningún peligro en las áreas. Pasaron los primeros 25' y el partido entró en una llanura muy friccionada y de juego parado -36 faltas, 22 de Marruecos y 14 de Irán-.


En los últimos minutos, el partido parecía terminar con ambos arcos imbatibles. Pero un tiro libre desde el sector izquierdo lanzado por Ehsan Hajsafi conectó con el delantero marroquí, Bouhaddouz, que, de forma defectuosa, clavó un puñal para su equipo y su país. Ese cabezazo que tocó la red concretó su derrota y el triunfo de los Principes de Persia.


Los dirigidos por Carlos Queiroz lograron comenzar la Copa Mundial de Rusia 2018 con un victoria que no solo los coloca como punteros de su grupo, sino que también los hace escribir la historia de su país. Fue en Francia 1998 cuando los asiáticos vencieron 2-1 a Estados Unidos y lograron por primera vez sumar de a tres; hoy, en 2018, 20 años después, fue 1-0 frente a Marruecos.


Si bien es difícil que Irán pase de ronda por las selecciones que lo acompañan en el grupo, Los Príncipes no se darán por vencidos y buscarán conseguir, por primera vez, avanzar a la siguiente ronda.^



Compartir en Google Plus

Sobre Unknown

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario