ENTREVISTAS | CRISTIAN CAMPESTRINI

Cristian Campestrini, arquero de Dorados y próximo jugador del Dynamo Brest de Maradona, habló de lo que será su primera experiencia europea y las críticas a Willy Caballero y Franco Armani durante Rusia 2018.


¿Disfrutando de las vacaciones?
- Si, ahí, un poquito largas las vacaciones, así que disfrutando, pero también ya tratando de pensar en lo que viene.

¿Hasta cuándo estás de vacaciones? ¿En qué momento se va a dar la firma del contrato?
- Con Diego hemos hablado. Él, el 19, si Dios quiere, seguramente estará por Argentina y es donde me voy a juntar a tratar de cerrar todo. Y ya, después, esperando fechas para tratar de incorporarme y estar a disposición de lo que viene.

¿Cuándo fue el primer diálogo? ¿Fue con Diego o con Islas?
- Fue con Diego. Yo estaba esperando el Draft de México y me llamó Martín Arévalo, que me dijo "mirá, va a llamarte Diego, te corto", y bueno, fue así. Corté y me llamó Diego, diciéndome esta propuesta, que tenía la intención de que vaya al Dynamo ya que él había asumido como presidente y que quería que esté en su proyecto. Feliz, contento por una responsabilidad enorme. Sabemos lo que repercute el mundo Maradona y hay que tratar de estar a la altura y poder dar el máximo después de sembrar la confianza.

Vos ya tenés la experiencia de haber sido dirigido por Maradona en la Selección, ¿pero que te llamen y te digan que Diego quiere hablar con vos te movilizó un poquito?
- Si, obviamente. Tuve la suerte de poder tenerlo como técnico de la Selección en varios partidos amistosos, pero que te vuelva a llamar, que se acuerde de uno, y en un cargo tan importante como el que él tiene hoy, que es presidente del Dynamo Brest, a uno lo reconforta en todos los aspectos y lo moviliza el llamado, una nota de audio... Sabemos que el Mundial también para mucho porque están todos allá, pero él, de vez en cuándo, me manda un audio para tranquilizar un poco las aguas, de saber de mi ansiedad y mis ganas de estar, así que muy agradecido a él y a su entorno.

Sería tu primera experiencia en Europa, ¿verdad?
- Si, obviamente, je. Yo soy un arquero del ascenso (risas). Sí obviamente, gracias a Dios, tuve la suerte de poder estar muchísimos años en Primera, logrando cosas importantes, pero yo siempre me caracterizo como un arquero del ascenso y, obviamente, para mi carrera es un paso enorme el poder estar en esta liga, y obviamente, tratando de dar el máximo por lo que significa la responsabilidad de que está Diego como presidente.

Decime la verdad: cuando colgaste, ¿no te pusiste a buscar dónde queda Bielorrusia? "¿Cuántas horas de viaje tengo?"
- Si, todo, pero porque el jugador es así, se entusiasma, empieza a observar muchas cosas, claro que si. Obviamente, desde el primer llamado pasó bastante tiempo. El 4 de este mes Diego lo comunicó en su programa. Muy feliz por esta noticia, pero con tranquilidad, porque hasta que no esté la firma la alegría de uno no es completa. Sí comparto cosas con los más íntimos, pero esperando de la mejor manera que pasen rápidos los días.

Atajaste en quince partidos en Dorados de Sinaloa. ¿Cómo evaluás este semestre? ¿Fue lo que esperabas?
- Bien. Lamentablemente, después de los diez partidos que me tocó estar en el banco en Chacarita, como siempre digo, uno no aparenta más de lo que tiene, pero sí tuve la suerte de atajar la mayor parte de mi carrera, y me sentía extraño de estar en el banco. Chacarita tuvo la buena predisposición de darme la salida, y siempre dije que lo que sucede, conviene. Fui al ascenso del fútbol mexicano porque yo quería regresar ahí después de los dos años y medio que estuve en Puebla. Me encontré en un lindo club, que ya había jugado en Primera, y pudimos entrar en Liguilla pero no pudimos cumplir el objetivo de ascender. Pero realmente feliz porque pude otra vez estar en el ruedo, volver a atajar. En Chacarita tuve la suerte de atajar en Reserva, pero no era lo mismo. Pasó lo que pasó y tuve esa posibilidad; la quería aprovechar porque no me sentía de la mejor manera estando en el banco, no porque me sienta alguien importante, sino porque tenía las ganas y me sentía apto para seguir atajando.

Desde tu debut en Central han pasado diecisiete años ya. ¿Te esperabas la posibilidad de saltar a Europa en este momento?
- No, no me lo esperaba porque yo ya había hablado con la gente de Dorados. Ellos querían que yo siga un año más, con opción a otro, y obviamente no me lo esperaba. Realmente llega en un momento espectacular de mi carrera, en el mejor momento en todos los aspectos: sano de la cabeza y físicamente espectacular. Así que feliz por esta noticia, y ahora tratando de que pasen los días para poder cerrar todo y estar a disposición de lo que viene.

¿Cómo viste a la Selección en el Mundial?
- Como lamentablemente la habrán visto todos. Con tristeza, con decepción. Lamentablemente no se pudo lograr lo que todos anhelaban. Después, sabemos bien que estamos en un país donde cualquier error o cualquier virtud es una crítica, y bueno, era de esperar todo lo que se iba a venir después. Es difícil dar un adjetivo de lo que pasó: tristeza, porque habían jugadores que realmente merecían otro trato, otro final, y nada, habrá que analizar, pensar, trabajar y esperar que la Argentina vuelva a ser esa que fue potencia años atrás. Ojalá que sea de la mejor manera de cara a lo que viene, porque hay cosas importantes como la Copa, Eliminatorias... Hay un tiempo para trabajar y espero que sea de la mejor manera.

Tu puesto fue muy cuestionado por la prensa y los hinchas. ¿Qué tenés para decir de los rendimientos de Armani y Caballero?
- Yo siempre voy a defender a nuestra especie, pienso que no pasó por el tema del arco lo que sucedió en el Mundial. Sí obviamente nuestros errores son muy notorios, pero parte de una estructura. Acá se empezaron a barajar mal las cosas desde la salida de Romero. Pero un error como el que tuvo Caballero, que costó un gol y, en ese partido, la Selección cae anímicamente... Después fijate que le toca atajar a Armani, donde le hacen cinco goles en dos partidos y la gente lo pedía desesperadamente. Los medios también. Y fijate que un arquero, que está en un nivel espléndido en River Plate, donde le toca estar con Nigeria, donde le llegan una vez y responde como arquero de equipo grande... Y después fijate en el próximo partido: le llegan cinco veces, le hacen cuatro goles y una le pega en el palo. Entonces pasaba por otro lado lo que le pasó a la Selección, no por el arquero, pero seguramente cada uno de ellos tendrá su revancha, buscarán tratar de estar en el próximo torneo, que es la Copa América, y ojalá que a la Selección y a nuestro rubro le vaya de la mejor manera.

¿Te animás a decir cuál de los cuatro que quedan creés que va a ser campeón?
- No, porque sino le metería a la quiniela a ver qué puedo sacar (risas). De verdad que hay que sacarse el sombrero con las selecciones que están, siento que llevan un proceso de trabajo hace muchísimos años y por eso hoy el resultado es este. Por algo los cuatro son europeos y los sudamericanos llegaron hasta octavos-cuartos. Entonces, los cuatro que están se ve que son candidatos duros, van a ser firmes, y cualquiera de los cuatro que pueda ser campeón va a merecérselo porque no sólo hicieron un gran Mundial, sino que vienen haciendo un proceso de planteles, de cuerpos técnicos, de juveniles para que puedan llegar a este resultado.

En Uruguay, Muslera se mandó una macana en el 2-0 vs Francia después de una semana en la que fallecieron su abuela y su tío. ¿Te parece bien que haya atajado? ¿Vos lo hubieras hecho? Y después, lo recibieron con aplausos, mientras que acá lo liquidamos a Caballero. ¿Por qué te parece que se da esto?
- Nosotros lo vivimos con una pasión que ya pasa el límite. Yo me he detenido a leer los comentarios que le han hecho a Wilfredo (Caballero) en su Instagram y la verdad era para que me agarre un ACV a mí. No puede ser que la gente le hable de esa manera a un profesional, que obviamente ha cometido un error, pero realmente... Se ha vinculado a su familia, a sus hijas, y vos decís "no puede ser". Lamentablemente lo vivimos así. Muslera tuvo esa desgracia de la pérdida de seres queridos, al otro día fue, puso el pecho para defender su país y la gente se lo reconoce. Fijate que fue un error muy notorio, lo mismo que le pasó a Caballero, y la gente lo ha recibido de otra manera, que realmente te da esa fuerza de decir "bueno, mañana me levanto, la rompo otra vez en mi club, ya vuelvo con toda la ilusión a la Copa América", y la gente te lo va a reconocer. Acá, después de lo que le pasó a Wilfredo... Yo pienso que no quieren volver más a la Selección, porque realmente es muy criticado todo el puesto. Fijate que se lo insulta al mejor del mundo y es difícil analizar todo lo que se vive. Ahora solamente resta tratar de hacer lo mejor para lo que viene y que no se pueda llegar a estos extremos porque da mucha pena.

Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario