ENTREVISTAS | FERNANDO PELLEGRINO

Fernando Pellegrino, arquero de Defensa y Justicia, habló de su paso por Sarmiento, sus ganas de jugar, la participación de la Selección Argentina en Rusia 2018 y la llegada de Arias a Racing.


¿Cómo fue la jornada de hoy con este amistoso contra San Martín?
- Bien, el equipo está en preparación para el equipo importante que tiene que enfrentar la semana que viene. Yo me sumé a las prácticas recién esta semana, estoy volviendo a meterme con los muchachos, pero ellos ya la próxima semana están disputando un partido muy importante para el club.

¿Cómo fue encontrarte en estos primeros días con Beccacece?
- Bien. Yo en este momento regreso al club por tiempo indeterminado, todavía tengo un año de contrato pero es probable que, si aparece alguna oferta, la analice. Llegué justo el primer día, cuando volvía a asumir Beccacece, y por los pocos días que lo vi trabajar es un técnico con mucho futuro.

¿Qué balance hacés de lo que te tocó vivir en Sarmiento de Junín?
- Creo que llegar a una instancia final como a la que llegamos fue muy importante, muy positivo, y hemos dejado al equipo, para este año, primero en la zona de descenso, así que creo que eso también es algo meritorio porque, por ahí, cuando los equipos vienen de un descenso a veces les cuesta un poco hacer pie, y creo que nosotros lo hicimos bien. Después, esa final, el último partido fue muy extraño, donde por ahí jugás diez partidos y es difícil que te metan dos goles en dos minutos; a nosotros nos pasó y creo que fue un golpe de nocaut cuando todavía no habíamos agarrado la pelota. Ya quedó en el pasado, pero todas esas cosas sirven para aprender.

Hablando de tu futuro, hace siete días sonaba tu nombre en Instituto de Córdoba, donde ya estuviste hace 10 años. ¿Te llamaron? ¿Hubo algún otro ofrecimiento?
- Si, con la gente de Instituto estuvimos hablando. De hecho, me llamó Darío Franco, que yo ya lo he tenido, en su momento para comunicarme las ganas que tenía de que vaya, pero bueno, no llegamos a un acuerdo económico y se terminó decidiendo que no era una opción que íbamos a tomar. Así que le dije que iba a esperar más para tratar de llegar a algo que me interese y que me cierre. La chance de Instituto me interesaba del lado deportivo, pero el arreglo económico fue simplemente lo que no dio frutos a la contratación. Seguiré esperando. Todavía no tengo llamados concretos, seguramente de eso se esté arreglando mi representante.

En Defensa estuviste desde 2012 a 2015 y después fueron todos préstamos a Banfield, a Arsenal y éste último a Sarmiento. ¿No te ves con chances de pelear un puesto con Unsain?
- A ver... Como pelear el puesto, yo desde que arranqué a jugar al fútbol peleo un puesto todos los años. No es por eso el tema, simplemente porque Defensa ya está más o menos armado. Entonces, cuando uno llega a un plantel que ya está un poco armado cuesta más, más siendo un arquero. Cuando es un jugador de campo lo podés llevar al banco y meterlo cada tanto. En los arqueros es complicado, te podés pasar todo un año sentado en el banco, y mi idea es seguir con continuidad, que es una de las cosas por las que bajé de categoría para jugar en Sarmiento. Esa es una de las cosas que estoy buscando. Defensa siempre va a ser el club en el cual yo me siento cómodo, la gente, cada vez que voy, me recibe de gran manera, y seguramente, en algún momento, tendré alguna otra etapa.

¿Cómo evaluás lo que se ha hecho en esta Copa del Mundo por el lado de Argentina? ¿Qué te genera todo lo que está sufriendo la Selección desde hace ya bastante tiempo?
- Mirá... Sinceramente no te se decir con exactitud porque se han hablado tanta cantidad de cosas... De un lado, de otro, que sí, que no... Es una desorganización y un caos general que, por ahí, cuesta dar una opinión. Realmente los únicos que saben qué es lo que está pasando serán ese círculo central que tienen algunos dirigentes y el mismo técnico. Realmente no es algo positivo, ni para el fútbol argentino ni para las mismas personas involucradas que pasen estas cosas, pero no es algo que nos sorprenda; es algo que ya viene arrastrándose desde hace tiempo, y más ahora, después de quedar eliminados de un Mundial. Si había mucho quilombo y desorganización antes del Mundial, imaginate ahora, después de quedar afuera. Creo que va a ser una reestructuración y estarán evaluando desde donde se arranca.

¿Qué es lo que más tenés para destacar de Gabriel Arias, alguien con quien compartiste plantel, que supo ganarse el puesto, ser capitán, emigrar y ahora llegar a un grande como Racing?
- Con Gaby llegamos juntos al club, tuve la suerte de tener continuidad los primeros dos años y medio, hasta que me fui a Banfield y ahí arrancó él. La verdad es que lo hizo de gran manera. Después tuvo la suerte de ir a un club no tan importante de Chile, en el que, en poco tiempo, ha tenido una gran actuación y el equipo también lo ha ayudado, porque creo que está tercero o cuarto, debe estar ahí, peleando. Y bueno, su ciudadanía chilena le ha abierto una puerta muy importante también a nivel internacional, que lo ha hecho ser convocado a la selección, y posteriormente el paso este a Racing, que la verdad que lo hablé con él, cada tanto nos mandamos mensajes y a uno lo pone contento porque es un chico que llegó a Defensa con humildad, muy de abajo, como también había llegado yo y habíamos llegado varios. Nos fuimos forjando la carrera juntos, y los años que estuvimos competimos sanamente.

Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario