MUCHAS PREGUNTAS, NINGUNA RESPUESTA

Resultado de imagen para lo celso y messi
Lo Celso llegó al Mundial como una de las alternativas para el equipo y hasta se hablaba de que podía ser el socio ideal para Messi. ¿Qué pasó?


La Selección Argentina quedó eliminada de la Copa del Mundo el día sábado frente a Francia y el director técnico, Jorge Sampaoli, quedó en el ojo de la tormenta por sus actitudes y decisiones que no tienen explicación alguna: dejar afuera del Mundial al goleador de la Serie A, Mauro Icardi, haber planteado 4 esquemas diferentes en 4 partidos sin encontrar el funcionamiento deseado, con cambios cuestionables. Pero lo que la gente más reprochó es no haberle dado continuidad a algunas de sus figuras, como Dybala o Higuaín, o hasta incluso otros que ni siquiera jugaron.

De los 23 jugadores convocados a Rusia, 20 tuvieron participación en estos cuatro partidos. Es decir, todos excepto Nahuel Guzmán, Cristian Ansaldi y Giovani Lo Celso. En este último mencionado, es en quien vamos a hacer gran referencia.

Gio Lo Celso nació en Rosario, el 9 de abril de 1996. Jugó gran parte de su vida en el Club Atlético Regatas y en la Asociación Atlética Jorge Griffa, hasta que, en 2010, llegó a Rosario Central. Allí demostró tanto su talento que avanzó de categorías muy rápidamente, llegando en el 2014 a la división Reserva, donde se coronó campeón. Llegó a Primera en el año 2015, de la mano del "Chacho" Coudet, quien lo hizo debutar a los 19 años de edad. Rápidamente, demostró sus habilidades de tal manera que terminó convirtiéndose en un pilar de aquel equipo subcampeón de la Copa Argentina 2015 y 2016.

Así como mostró velozmente su talento en el club, lo que tampoco tardó demasiado fueron los intereses y ofertas de clubes de Europa. "El Monito", como así lo apodan desde inferiores, fue vendido al PSG por 15 millones de euros, convirtiéndose así en la transferencia más alta de la historia de Rosario Central, por detrás de su ídolo, Ángel Di María, con quien hoy comparte club.

Sus primeros meses en Europa no fueron fáciles. Estuvo mucho tiempo de suplente, o en la mayoría de los casos sin ser convocado. Una vez comenzada la temporada 2017/2018, el cambio fue antagónico. Gio comenzó a sumar cada vez más minutos, mostrando un buen nivel, lo que lo consolidó para ganarse la confianza del entrenador Unai Emery. Tuvo participación en todos los certámenes que disputó el equipo, siendo la UEFA Champions League la más destacada de ambas, donde fue titular en la serie contra Real Madrid.

En tan solo un año y medio en el club, Lo Celso conquistó 6 títulos, incluyendo 2 Copas de Francia, 1 Supercopa de Francia, 2 Copas de La Liga y una Ligue 1. No obstante, tras el mundo hacerse eco del nivel de este jóven, llegó la tan esperada citación a la Selección Argentina.

Tras haber participado en los JJ.OO. de Río 2016, llegó el momento de la Mayor. Sampaoli citó a Lo Celso para la doble jornada de amistosos frente a Rusia y Nigeria, en noviembre del año pasado. Luego, volvió a ser llamado en marzo para jugar vs España e Italia. Su nombre apareció en los 35 pre-seleccionados para el Mundial, hasta que finalmente quedó entre los 23 definitivos. Fue titular en el partido disputado frente a Haití en La Bombonera, dónde demostró entenderse muy bien con Lionel Messi. Todo parecía indicar que llegaba al Mundial como una fija en el mediocampo, acompañado por Javier Mascherano o por Lucas Biglia. Mientras el equipo entrenaba en Barcelona, fue titular en todos los ensayos de fútbol. Al llegar a Rusia, lo mismo ocurrió. Pero todo cambió en los días previos al debut.

El jueves 14, 48 horas antes del estreno frente a Islandia, Jorge Sampaoli decidió que en su lugar juegue Lucas Biglia, haciendo dupla en el mediocampo con Mascherano. En un partido que de entrada parecía accesible, los vikingos le complicaron mucho las cosas a la Selección. En el segundo tiempo, el volante del Milan fue cambiado por decisión táctica, pero cuando todo parecía indicar que se venía el debut mundialista de Giovani, quien terminó ingresando fue Ever Banega.

De ahí en adelante, en cada práctica donde se paraban los equipos pensando en los próximos rivales, Lo Celso siempre figuró entre los suplentes. Es decir: una vez comenzado el Mundial, extrañamente dejó de ser considerado como titular para el director técnico. Tal así fue que, finalizada la participación de nuestra selección, no tuvo ni siquiera un minuto. Quién había comenzado como titular en consideración del DT, terminó siendo suplente en los 4 partidos y nunca ingresando.

Ahora la pregunta es: ¿Qué pasó por la cabeza del entrenador? ¿Cómo es que realiza un cambio tan drástico? Solo Sampaoli sabrá qué lo llevó a tomar esta rara decisión.



Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario