NO FUE LA NOCHE DE RICKY

Centurión volvió a meterse en problemas y los hinchas de La Academia se cansaron: insultos en el retorno al hotel por la roja ante River. Además, fue denunciado por incitación a la violencia. Ay...


"Pisala ahora", fue lo que le dijo Enzo Pérez al jugador de Racing. Y Centu, que en toda la serie hizo poco y nada, enloqueció: una patada de atrás, empujones y corridas. Nadie lo podía calmar. Ni siquiera la expulsión del árbitro, ya que se retiró del Monumental haciendo gestos. ¿Qué gestos? El 4 y la franja de Boca, haciendo alusión a la victoria del Xeneize por 4 a 2 en diciembre de 2016, donde él estuvo presente y marcó el último gol de esa tarde.

La reacción del habilidoso que tiene La Academia le costará más caro que una roja, ya que los hinchas se manifestaron en las redes sociales y en el regreso al hotel pidiendo que sea sancionado.

Ademas, desde el Ministerio de Seguridad y Justicia denunciarán a Centurión por incitar a la violencia por incumplimiento del art. 98 del Código Contravencional. "Provocar a la parcialidad contraria. Quien en ocasión de un espectáculo deportivo masivo lleva o exhibe banderas, trofeos o símbolos de divisas distintas de la propia y las utiliza para provocar a la parcialidad contraria, es sancionado/a con multa de doscientos ($ 200) a un mil ($ 1.000) pesos o arresto de un (1) a cinco (5) días", señala el artículo.


Compartir en Google Plus

Sobre GDR_1995

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario