EMPATARON, COMO CASI SIEMPRE

Colón y Unión sumaron una nueva igualdad a su historial: el clásico santafesino terminó 0 a 0.


El que no arriesga, no gana. Pero tampoco pierde. Ese parece ser el planteo predominante minutos previos a salir al campo de juego cuando se enfrentan Sabaleros y Tatengues, un duelo que divide a una provincia en dos, del que casi nunca se destacan goles o buenos rendimientos y casi siempre pierna fuerte y nerviosismo.

Esta vez no fue la excepción. El partido fue malo. Comenzó con una fiesta en las tribunas (se decía que podía jugarse a puertas cerradas) y culminó con más indiferencia que bronca masticada. Y una salida rápida del Brigadier General Estanislao López a casa para dejar atrás prontamente el dolor de ojos y seguir viviendo.

Este es el tercer clásico consecutivo que termina en empate; antes hubo dos 1 a 1. Y, justamente, la igualdad es el resultado que más se repite en estos enfrentamientos: 26 veces. El resto del historial en Primera División se reparte entre 15 triunfos de Unión y 13 de Colón.


Compartir en Google Plus

Sobre GDR_1995

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario