ENTREVISTAS | FEDERICO BRAVO

Federico Bravo, volante de Patronato, habló del flojo presente del equipo, la falta de gol y su pasado en Boca.


No fue el arranque que esperaban pero tuvieron una semana para prepararse de cara a lo que se viene.
- Si, seguro. No fue el arranque que esperábamos, no hemos podido lograr los tres puntos ni convertir, pero creo que en este fin de semana descansar nos vino bien, sobre todo de la cabeza, que en este deporte es muy importante. Estamos corrigiendo errores para, el domingo que viene contra Gimnasia, poder revertir y hacer un buen partido.

Además, jugar con la permanencia en la cabeza debe ser complicado, ¿no?
- Si, pero no creo que sea ese el problema; nosotros ya desde antes que arranque el torneo sabíamos que esta situación iba a ser así. Quizás, ganando dos o tres partidos, te toca salir y olvidarte, pero si te toca no sumar en algunos partidos consecutivos, como nos pasó a nosotros, te ves ahí abajo seguramente. Pero estamos tranquilos en ese sentido porque sabemos que esto es largo y que se define en las últimas fechas. Si, por ahí, estamos más preocupados en revertir errores que no podemos cometer, en poder convertir en el arco rival y en poder conseguir los tres puntos, eso es lo más importante.

¿Qué pensás que es lo que más tienen que corregir?
- Todavía no pudimos anotar un gol y no creo que sea sólo culpa de los delanteros, sino que, como equipo, tenemos que abastecerlos, tratar de que las jugadas sean claras y que tengan situaciones de gol; después, defensivamente, sólo hemos tenido errores puntuales contra Racing. Contra Banfield, un córner nuestro termina en gol de ellos. Son cosas que en la Superliga no pueden pasar porque terminás pagando caro.

Hubo una reunión esta semana entre referentes y la dirigencia. ¿Te comentaron algo?
- No, de eso no estaba al tanto, me estoy enterando ahora. Nosotros estamos tranquilos. Esta situación sabíamos que podía pasar, no era lo que esperábamos pero sabemos que la Superliga es muy pareja, se puede perder y ganar contra cualquiera; nosotros todavía no hemos podido ganar pero confiamos mucho en lo que tenemos para, el fin de semana, arrancar con los tres puntos.

¿Cuánto suma para el grupo un referente como Bértoli?
- Sin dudas que es muy importante, ya para la institución, tiene muchos años acá. Aparte, todavía tiene un gran presente y lo demuestra partido tras partido. Fuera de la cancha también lo valoro mucho, es una persona que conoce mucho la institución. Nosotros contentos y siempre acatando sus consejos para seguir creciendo.

¿Qué te pide Pumpido en la cancha?
- En la semana lucho para tener minutos, ese es mi objetivo personal: terminar el torneo con muchos partidos jugados. Gracias a Dios pude jugar el último partido y espero seguir creciendo para poder seguir manteniendo la titularidad. Pumpido es un técnico muy correcto, que en la semana trabaja muy bien, tanto él como su cuerpo técnico. La idea es clara. En cancha me pide que sea el volante tapón del equipo y estoy muy conforme, trato de ganarme el lugar en la semana para poder aprovechar los minutos en la competencia.

¿Cómo es jugar con Ledesma en el medio nuevamente?
- Es un placer. Es un jugador que tiene mucha trayectoria, que ha ganado muchísimas cosas y en un club tan grande como Boca. También, me toca compartir mucho fuera de la cancha y trato de aprovechar eso porque son cosas lindas que te da el fútbol.

Se les viene Gimnasia. ¿Qué estuvieron viendo del equipo de Troglio?
- Sabemos que va a ser un partido muy disputado; ellos también con la necesidad de sumar porque, por ahí, están un poquito más arriba que nosotros pero siempre pensando en la tabla de los promedios. Confiamos en lo que tenemos nosotros y creemos que, si corregimos esos errores puntuales, podemos ser más que ellos. Estamos trabajando en una semana larga y trataremos de dar lo mejor posible. Es muy importante para nosotros quedarnos con el partido.

¿Cómo fue la experiencia en Estados Unidos y en Grecia?
- Experiencias muy lindas, tanto en lo futbolístico como en la vida porque uno conoce costumbres diferentes. He crecido mucho, yo todavía tengo 24 años, tengo mucho para aprender, pero la verdad que irme del país y conocer otro fútbol me ha enseñado mucho, trato de volcar eso dentro de la cancha hoy para ayudar a Patronato a permanecer en Primera.

¿Se extraña el Mundo Boca? ¿Pasa por tu cabeza volver algún día?
- Si, se extraña, lógico. Es para mí uno de los clubes más grandes del mundo, claramente. He pasado muchos años en la institución, tanto en Inferiores como luego en Primera; se que por ahí, hoy por hoy, hay muchos jugadores y es difícil volver, pero estoy muy contento con lo que viví en el club, siempre deseándole el bien porque tengo recuerdos y personas muy queridas que están todavía en la institución. Siempre lo sigo y deseando que le vaya como le tiene que ir, porque es uno de los más grandes del mundo.

¿Te hubiese gustado jugar un poco más? ¿Por qué creés que no lo hiciste tanto?
- Si, lógico. Vestir la camiseta de Boca era un orgullo, pero bueno, hay que ser realistas: en el plantel había muchos jugadores de jerarquía, con muy buen presente, y por ahí se me hacía difícil ganarme un lugar. Me ha tocado jugar partidos en La Bombonera, vestir la camiseta de Boca, y esas son cosas que no me olvido más.

Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario