ENTREVISTAS | LUCIANO MONASTERIO

Luciano Monasterio, defensor de Luján, habló de la derrota por Copa Argentina ante Estudiantes, la experiencia de jugar contra un equipo de Primera y las palabras de Verón.


¿Cómo estás después del partido de ayer? ¿Pasó la bronca, la tristeza?
- Ayer lo mirábamos con un poco de bronca y de desilusión, siempre mirás lo negativo cuando pasa el partido, pero creo que hay muchas cosas positivas por sacar, que jugamos con un equipo que estaba jugando, hasta hace poco, Libertadores, un equipo de Primera, que es muy grande, y la verdad que mantenerse a la altura a veces no es facil, por la jerarquía de los jugadores y la del equipo. Se pudo hacer un gran partido y creo que es un premio bastante grande.

En la previa del encuentro dijeron que era el partido más importante de su historia. ¿Sentís que lo jugaron como tal? ¿Qué sintieron durante los noventa minutos?
- Yo creo que nos sentimos bien porque en los primeros minutos sentimos la presión del juego de ellos, se acercaron con mucha claridad al arco, pero a medida que pasaron los minutos nos fuimos acomodando en el juego, sabiendo que los podíamos lastimar, y la verdad que lo hicimos bastante bien en el transcurso del partido. Se vivió con mucha tensión, mucha concentración, que era lo que nos podía mantener siempre con el arco en cero y tratando de hacer un gran partido.

¿Hablaste con Chambi después del partido? Se lo vio bajoneado por errar el penal.
- Si, él lo primero que nos dio a entender fue que había desilusionado a los hijos porque habían ido a verlo por primera vez a una cancha, tiene nenes muy chiquitos. Pero como le dije a él, es todo aprendizaje, todas cosas que te van quedando para más adelante, y no hay nada que reprocharle. Creo que fue un excelente partido el que hizo, es un jugador muy atrevido, que siempre pide la pelota y que desequilibra en todo momento, así que sacarle mérito por errar un penal creo que sería algo muy egoísta de nuestra parte. Él lo supo entender después de que pasó el partido y eso es lo bueno.

Estudiantes venía de estar a minutos de vencer al último campeón de América y ustedes lo llevaron a una tanda de penales con tres categorías de diferencia. ¿Se puede sacar chapa de eso o si no se gana no sirve?
- No, yo creo que lo que se puede sacar es la actuación que tuvimos durante los noventa minutos, porque sabíamos que nos enfrentábamos a un gran equipo, de Primera, que estuvo peleando Libertadores unos días antes y sabíamos que le había ganado a Boca y que estuvo jugando un gran partido contra Independiente. Nosotros sabemos la categoría y la forma en la que juegan ellos, así que, en frío, pensamos en lo positivo que fue mantener el cero en el arco, que tuvimos llegadas que los podrían haber complicado, podríamos haber convertido; como dijo Andújar, hicimos mejor partido que ellos, así que hay que tomarlo como positivo. Después, en los penales no se nos dio, son dos segundos que tenés para decidir un tiro y son cosas que pasan.

¿Te pudiste llevar algún recuerdo de los jugadores de Estudiantes?
- Si, por suerte me llevé la camiseta de Schunke; tuve la suerte de jugar con el hermano de él en otro club y pude hacerme de la camiseta, que la verdad que es muy linda.

¿Cómo fue el momento en el que Verón visitó su vestuario después del partido?
- Viene el ayudante de campo de Campodónico, que es nuestro técnico, a preguntarnos si no nos parecía mal que venga Verón a decirnos unas palabras, a hablar con nosotros, y la verdad que si alguno le decía que no parecía bastante ingenuo. Vino a hablar con nosotros y lo primero que hizo fue felicitarnos por el partido que habíamos hecho. Lo que más me quedó fue que él nos dijo que nos había visto, que nos estuvo estudiando y que había advertido de lo bien que jugábamos, y creo que una persona como él, que venga a decirnos que jugamos bien y que tenemos un gran equipo es algo meritorio para nosotros, así que fue lo que más me marcó de lo que se vio en el video.

Descuidaron un poquito la Primera C por este partido. ¿Empezaron a preparar el partido con Lamadrid?
- Yo creo que, inconscientemente, sabíamos el partido que nos tocaba jugar ahora, y la mayoría veníamos pensando en Estudiantes porque sabíamos que iba a ser un gran partido para nosotros, para muchos que no habíamos tenido la posibilidad de jugar un partido así, por lo que se nos fue de las manos tener la cabeza en el campeonato. Siempre teníamos la cabeza en ganar y en encarar los partidos de la mejor manera, pero bueno, creo que eso también fue un punto clave para como se nos dieron los partidos. Ahora si, tuvimos muy poquito tiempo para preparar lo que va a ser el domingo contra Lamadrid, pero bueno, tenemos que afrontar ese partido.


Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario