ENTREVISTAS | DAMIÁN STAZZONE

Damián Stazzone, capitán de San Lorenzo Futsal, habló de la obtención de la Copa Argentina, el desempeño del Futsal en Buenos Aires 2018 y los play-offs.


¿Cómo están? Hace 12 años que San Lorenzo no lograba un título...
- Si, fue mucho sufrimiento y mucho trabajo, no fue casualidad este título. Si bien en el deporte muchas veces dependés de la suerte, creo que atrás de este título hay mucho trabajo del cuerpo técnico, dirigentes y jugadores, estamos contentísimos.

¿Cómo se explica todo esto siendo hincha? ¿Con quién te abrazaste al final?
- Me abracé con un montón de gente pero principalmente con Mariano Quintairos, compañero, amigo e hincha de San Lorenzo, hicimos las inferiores juntos y pasamos muchos momentos malos en el club cuando estaba muy desordenado, no teníamos apoyo y sufríamos muchas cosas del día a día. Fuimos acordándonos de todo eso en todo este trayecto y ayer el salir campeón fue un poco de desahogo, y el haber sentido que finalmente se nos dio después de tanto sufrir, de tanto pelearla... Se nos dio justo con todas nuestras familias ahí, que son los que nos bancaron en los momentos malos. Fue un poco de desahogo, por eso las lágrimas de los dos.

¿Cómo habían preparado el partido?
- Facundo (Ruscica) es un técnico muy estudioso y muy claro para explicarnos lo que nosotros tenemos que hacer en cada partido. Nunca nos pasa de salir a un partido y encontrarnos con algo que no tengamos trabajado, después nos puede salir bien o mal pero por lo menos lo tenemos trabajado, estudiado. De Kimberley sabíamos que era un equipo que se basaba prácticamente en la defensa, que tenía una defensa muy buena, un arquerazo, que no les teníamos que dar transiciones ni contragolpes, y que también tenían menos recambio que nosotros, entonces teníamos que hacer un partido intenso, de mucha ida y vuelta, para que ellos lo sufran y para llegar al final del partido con más aire y piernas, y creo que se dio así. Arrancamos muy bien, con mucha intensidad, y en los últimos ocho/diez minutos de partido creo que ahí se terminó de ver la diferencia entre los dos equipos.

¿Pesa la copa?
- No, quizás lo que pesaba un poco antes era esa necesidad de ganar un título. Sabíamos como grupo que necesitábamos ganarla, sacarnos de encima esa presión, que era linda, para poder encarar las cosas que vienen más tranquilos, así que se nos dio por suerte.

¿Con el correr de los partidos se daban cuenta que estaban para ser campeones?
- Si, nosotros somos conscientes de que tenemos un plantel y un cuerpo técnico muy buenos, de que hay una inversión por parte del club y que nuestros objetivos son los de pelear hasta el final, de tratar de llegar a las finales de todos los torneos que jugamos. Después, el futsal es un deporte en el que no siempre se da la lógica y puede ganar cualquiera, entonces a veces dependés de tener esa suerte que se necesita para ser campeón o para llegar a las finales. Por ahora las cosas nos vienen saliendo bien. Para el play-off nos preparamos de la misma manera, con ganas de competir y de llegar a la final, pero también con los pies sobre la tierra, con la humildad que tuvimos siempre; no vamos a salir a jugar contra nadie creyéndonos mejores o creyendo que porque ganamos la Copa Argentina ahora vamos a llegar caminando a la final porque sería un error. Si hay algo que nos transmite Ruscica es la humildad de trabajar los partidos, de sufrirlos y de ganarlos merecidamente, no agrandándonos ni creyéndonos superiores antes de que empiecen los partidos.

¿Qué me podés decir del "Yaya" Menzeguéz y sus dos goles?
- Gera la rompió. A mí lo que más me sorprende de él es la personalidad que tiene cuando los partidos están picantes, tiene esa soltura, esa naturalidad para jugar en momentos en los que, por ahí, los que somos un poquito más limitados la tiramos a la m... Y él, en partidos que, por ahí, estábamos perdiendo en Copa Argentina, con Pinocho, con River, tuvo esa soltura y esa personalidad para agarrar la pelota, ir para adelante, sacarse un hombre de encima, generar situaciones de gol... Y lo mismo vivió en la Selección, porque le tocó debutar en la Mayor contra Brasil y jugó como si estuviese jugando con los amigos, porque no le pesó, nunca tuvo esos nervios que podés tener cuando debutás en la Selección Mayor, y además de eso también se fue adaptando a la parte táctica; hace poco que juega futsal y hoy demuestra que creció un montón y eso nos pone muy contentos a todos porque sabemos que es un pibe recontra humilde y que se merecía un partido así, en una final, haciendo dos goles y siendo la figura.

¿Qué se te pasó por la cabeza cuando Lucas Martínez Riveras erra el gol abajo del arco y sin arquero?
- Fue terrible, fue un segundo encima, porque fue una pelota que se fue al córner, hicimos mal un cambio, sacaron y quedó solo. No se si la agarró mal o le picó antes pero la tiró arriba del travesaño y festejamos como un gol.

¿Qué me podés decir del "Galle" Rodríguez y de Lucas Bolo?
- Lo del "Galle" y de Lucas Bolo es algo parecido a lo de Gera (Menzeguéz), llegaron en el medio del torneo y se adaptaron en una semana. Al "Galle" le tocó esperar un poco más para jugar pero creo que Lucas llegó, a los diez días debutó y parecía que estaba con nosotros desde principios de año porque se adaptó rápido y ahí demostró que es un jugador de jerarquía. Fueron dos refuerzos claves para nosotros, necesitábamos jugadores de esa jerarquía, que en los partidos importantes aparezcan, porque ayer Lucas Bolo la rompió también, apareció en los momentos difíciles y creo que también eso explica por qué somos campeones, por la calidad de jugadores que tenemos.

¿Cómo viste la participación de los chicos en los Juegos Olímpicos de la Juventud?
- Estuve siguiendo todo el torneo pero el único partido que pude ir fue contra Eslovaquia. Para mí, muchas veces, el deporte se termina analizando por los títulos o por medallas, y a veces es injusto. Creo que los chicos merecían una medalla por todo el esfuerzo que hicieron no solo en el torneo sino hace tres años, y a veces, por ahí, todo eso queda opacado por no haber conseguido una medalla. En el partido quizás más difícil, que fue contra Brasil, los pibes demostraron una madurez terrible para reponerse de un 2 a 0, empatarlo, y lo podrían haber ganado tranquilamente, pero no tuvieron suerte y lo terminó ganando Brasil. Mi análisis es que con lo que estamos viviendo a nivel Selección ya no nos conformamos con nada; perder 3-2 con Brasil parece que es un fracaso y hace cinco o seis años era un partidazo y nos quedábamos contentos con eso. Cuando a los chicos les pasó de perder con Brasil y de salir a jugar por un tercer puesto, creo yo que quizás no sintieron tanta motivación porque todo nos queda chico en la Selección ahora. Eso es un poco lo que veo desde afuera, pero es una lástima porque para mí se merecían la medalla.

¿Qué te quedó de la presentación de la disciplina en un Juego Olímpico? Fue impresionante la cantidad de gente que se acercó...
- Si, fue una locura, fue el deporte con más concurrencia en los Juegos Olímpicos. Qué se yo, me parece algo muy positivo para nuestro deporte ver todos los partidos a cancha llena; lo que te decía antes, me tocó ir contra Eslovaquia y fue terrible, llegamos una hora antes y entramos justito, lo vimos en la última bandeja, lejísimo, y eso marca un poco cómo está creciendo el deporte, cada vez hay más chicos y chicas que lo practican, cada vez hay más gente que se acerca a verlo... Esperemos que podamos darle la estructura necesaria para que siga el crecimiento, que sea cada vez más profesional y que cada vez más chicos tengan la posibilidad de vivir de este deporte, sobre todo a nivel nacional, no solamente en Buenos Aires que quizás, a veces, la tenemos más facil.

Y ustedes ya están en la Liga Nacional...
- Si, ya cumplimos el objetivo de entrar. De los dos partidos que nos quedan tenemos que sacar un punto para asegurarnos el primer puesto.

Y el siguiente objetivo son los play-offs, ¿no?
- Si, primero tratar de clasificar primeros porque eso te asegura definir de local, y nosotros nos hacemos muy fuertes en Boedo, generalmente jugamos a cancha llena y necesitamos asegurarnos el primer puesto. Una vez que hagamos eso, si, ya empezar a pensar en el play-off y analizar al rival que nos toque.

Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario