ENTREVISTAS | FACUNDO MILÁN

Facundo Milán, juvenil de Defensor Sporting, y un mano a mano imperdible: marcar más de cien goles en Formativas, el sueño de ser dirigido por Tabárez y ser destacado por The Guardian como joven talento.


¿Cómo es un día en tu vida?
- Me levanto a la mañana, 7, 7:30, porque el equipo entrena a la mañana. Vengo a almorzar a casa, descanso, duermo la siesta y a la noche estudio.

Ahora no estás estudiando, por lo que me decías, estás jugando a la play. ¿Con qué cuadro jugás? ¿Pensás que sos bueno?
- No, medio de madera, decente. Con el Barça juego.

¿Por algo en especial jugás con el Barcelona?
- Es el club que me gusta.

¿En qué momento de tu vida y cómo llegaste a Defensor?
- Fue a los 9 años, llegué porque mi padre conocía a un profe en la CJ, una cadena de deportes que hay acá, y justo trabajaba en Defensor. Un día me fue a ver a un partido, me recomendó al Profe Santos y coordinaron para que yo pueda ir a entrenar.

¿Cuánto te costó en ese momento llegar a Defensor sabiendo que toda tu familia es hincha de Danubio?
- Mi viejo me preguntó qué quería hacer, si quería ir a probar para ver cómo me sentía y yo le dije que si, mucho no me fijé que fuera el clásico.

Desde que llegaste a Defensor le has hecho muchos goles a Danubio. ¿Tu papá o tu abuelo te dice algo sobre eso?
- No, a veces me jodían, je, pero después se hizo un poco costumbre y lo toman normal.

Cuando elegiste a Defensor tal vez no eras consciente de que llegabas a un club formador. ¿Cuánto sentís que aprendiste en todos estos años, ahora con roce entre la Sub 19 y la Primera?
- Mucho, fue impresionante el crecimiento, desde la escuelita con el Profe Santos, que fue uno de los que me crió, básicamente, en todo, me hizo entender lo que es Defensor y creo que él fue una persona muy importante para mí tanto en el crecimiento futbolístico como humano.

¿Quién fue el Profe Santos?
- Un pilar importantísimo, me ayudó mucho en todo.

Sabiendo que has marcado más de cien goles en las Formativas, ¿vivís con presión el ser goleador histórico o lo tomás como una linda responsabilidad?
- A lo primero, cuando era un poco más chico, lo tomaba con un poco de presión, llegaban los partidos y sentía que tenía que demostrar. Pero después no, con el paso del tiempo me fui acostumbrando, incluso ahora me gusta llegar a la cancha y que por ser el goleador histórico tengo que tener algo distinto.

Marcaste 7 goles en un partido y tripletes en reiteradas ocasiones, pero no sos un 9 de área, ¿no?
- No, me gusta un poco más salir del área y después llegar, es un poco raro eso.

¿Qué te acordás del partido del debut con Plaza Colonia?
- Me acuerdo mucho. Estaba muy nervioso, la semana previa a mi citación había hablado con Eduardo (Acevedo) y me había dicho que me preparara que en dos meses iba a debutar. Y bueno, justo esa semana hubo una lesión, me tocó estar en el plantel y después pasó todo lo que pasó, fue todo una locura porque, imaginate, mis viejos y toda mi familia... Fue una linda experiencia, estuvo bueno.

¿La camiseta del debut para quién fue?
- Para mi viejo.

¿Qué tan importante es tener juventud y experiencia en el mismo plantel?
- Es muy bueno, muy positivo para, sobre todo, los jóvenes que subimos. Ellos son los que nos tratan de guiar, de explicar un poco cómo es Primera, cómo se manejan, el ritmo y muchas cosas en la cancha que te ayudan mucho.

Imagino que estarás al tanto de la mención del diario The Guardian de Inglaterra. ¿Qué generan estas cosas a tu corta edad?
- Si, lo estuve viendo. Es una alegría inmensa, sobre todo porque son sesenta en el mundo. Uno a veces no se da cuenta de que Uruguay es un país tan chico, y que estemos dos jugadores de acá es increíble. Mucha felicidad por eso.

Te puso contento que también esté Emiliano Gómez, ¿no?
- Si, aparte jugamos en la misma categoría, desde que llegó es un gran amigo mío. Muy contento por eso.

¿Qué te transmite Acevedo? ¿Cuánto influye él en vos?
- Mucho, transmite mucha garra y ayuda mucho al jugador en explicarle sobre la experiencia que él tiene, de meter, de ser intenso.

¿Cómo es la sensación de representar a tu país en categorías menores?
- Y... Es un orgullo. A todo niño que inicia una carrera en el baby fútbol, desde muy chiquito, vos le preguntás y va a haber una sola respuesta que es jugar en la selección de su país, y más el uruguayo como es. Es un orgullo tremendo cada vez que te ponés la Celeste, es distinto, único.

¿Te ilusiona la posibilidad de ser dirigido por Tabárez?
- Si, creo que es lo máximo para un jugador uruguayo, que lo dirija el "Maestro". Incluso a veces está en las prácticas de la Sub 20 y esa cercanía que tiene hacia el grupo hace que uno sueñe en grande. 

El año pasado terminaste el liceo y ahora estás cursando Administración de Empresa. ¿Qué tan importante es esto más allá del fútbol?
- El estudio es muy importante, sobre todo para un jugador de fútbol, porque uno vive del fútbol pero necesita tener otro tipo de distracciones y tampoco es bueno que solo entrene y que esté todo el día "al pedo" básicamente. El estudio, a todo jugador de fútbol, le puede abrir la cabeza. Elegí Administración de Empresa porque me gustaba, ya lo había hablado con mi viejo y decidimos entre los dos que iba a ser lo mejor.

¿En qué club o liga te gustaría jugar?
- Me gusta mucho el fútbol español, el italiano y el argentino también, lo miro mucho.

¿Algún equipo en especial?
- El Inter.

¿Y algún jugador? ¿Suárez puede ser?
- Si, a Luis es uno de los que más miro porque me encanta su estilo de juego. Y Cavani también, me gustan mucho los dos.

Alguna vez Acevedo dijo que vos y Suárez iban a ser el Cavani y el Suárez del futuro...
- (risas) Ojalá.

¿Qué explicación le encontrás a que son tres millones pero que siempre hay uruguayos en el fútbol de élite?
- Creo que es un poco la cultura de acá, del país. Somos pocos pero los que salen, salen muy buenos, son top.

¿Te gustaría ser uno de esos?
- Si, ojalá.


Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario