ENTREVISTAS | NICOLÁS SILVA

Nicolás Silva, jugador de Banfield, habló del presente del equipo, el estado de salud de Falcioni y su salida de Huracán.


¿Cómo es esta semana, sin partidos por delante, después de un triunfo tan importante como el del domingo frente a San Lorenzo?
- Esta semana es tranquila ya que se pudo ganar, siempre que se gana los ánimos son buenos. Sabemos también que no hay fútbol, entonces es una semana que hay que tomarla con tranquilidad, por ahí si hay algunos jugadores que tienen una molestia tratar de usarla para recuperarlos, que tenemos un partido difícil el próximo fin de semana. A seguir entrenando que tenemos que ir a Córdoba y traernos los tres puntos de allá.

¿Quedaron conformes con el partido que hicieron?
- Si, estamos contentos obviamente por el resultado y por cómo se dio el contexto del partido. Creo que fuimos superiores, pudimos plasmar en la cancha lo que nos había pedido Julio (Falcioni), tratar de, a la hora de defender, estar sólidos, y a la hora de atacar ser lo más punzantes posibles conmigo y Lucho (Gómez) tratando de atacar por afuera. Creo que en líneas generales se hizo un gran trabajo y los tres puntos en casa siempre son importantes.

Mencionabas que se les viene Belgrano. ¿Cómo preparan el partido?
- Ahora no se ha hablado mucho ya que falta todavía una semana más, pero obviamente que va a ser difícil, vienen de un momento complicado y van a tener otro técnico. Nosotros tenemos que tratar de aprovechar su situación y seguir trabajando de la misma manera, no relajarnos. Sea el rival que sea tenemos que hacer un gran papel para traernos los tres puntos ya que va a ser un partido muy difícil.

Dentro de unas fechas se viene el clásico. Al estadio de Lanús le dicen La Fortaleza, pero en cancha de Banfield se le está haciendo muy difícil ganar a los demás equipos...
- Si, coincido con lo que decís, de local nos hacemos fuertes. Por ahí el problema es cuando salimos afuera, que se nos complica un poco hacer el mismo papel que hacemos en casa. Faltan muchos partidos y sabemos la importancia que tiene el clásico, pero obviamente no nos podemos adelantar. Tenemos a Belgrano y vamos a enfocarnos en el partido en Córdoba. A medida que vayan pasando los días y vaya llegando el clásico lo vamos a ir preparando.

¿Cómo te sentís en Banfield? ¿Qué te piden Falcioni y Battaglia?
- La verdad que me estoy sintiendo muy bien. No hice una buena pretemporada, como tenía que ser, pero me estoy sintiendo muy bien, tratando de sumar la mayor cantidad de minutos posibles. Termino muy cansado y eso es parte de no haber hecho toda la pretemporada, pero físicamente me estoy sintiendo cada vez mejor, con la pelota me está costando un poco, me estoy sintiendo un poco impreciso, ese es el análisis personal que hago. En el partido anterior la jugada del gol que tuve no la pude aprovechar y es un punto a corregir, hay que seguir trabajando. Julio me pide que, a la hora de defender, trate de dar una mano, como se lo pide al resto de los compañeros, y que a la hora de atacar tratemos de asociarnos los volantes para generar fútbol y crearle situaciones a Darío (Cvitanich), que es nuestro centrodelantero. Así que nada, tratando siempre de ir trabajando y mejorando para darle lo mejor al equipo.

¿Cómo vivís el problema de salud de Julio César?
- Y... Es una situación bastante difícil la que está pasando, pero bueno, es una persona que tiene una fortaleza muy grande, la pelea día a día y con nosotros es muy positivo, siempre trata de estar con nosotros, ver las cosas de la mejor manera posible, siempre con cara alegre, con esa picardía y esa sonrisa, y nosotros tratamos obviamente de darle una mano, de no hacerlo renegar tanto. Siempre deseándole muchas fuerzas que va a salir adelante.

Calello se está ganando el cariño de la gente en poco tiempo. Fue compañero tuyo en Huracán. ¿Cómo lo ves? ¿Cómo es en el vestuario?
- Si, con Adrián compartimos vestuario en Huracán y la verdad es que es una gran persona y que en el día a día estoy mucho tiempo con él en el club, la pasamos muy bien. Es un jugador super profesional, en el día a día entrena siempre tratando de superarse, es una persona muy positiva, que tira siempre para adelante y me pone contento el momento que está pasando, sabe la importancia que tiene para nosotros.

Te tocó entrar hace unas semanas en el Ducó y fuiste recibido con algunos silbidos. ¿Cómo quedó tu relación con el plantel y la dirigencia? ¿Qué recuerdos te quedan de tu paso por el club?
- Si, por ahí el recibimiento no fue bueno pero uno lo toma con tranquilidad, es parte del folklore, del fútbol. Por ahí había un poco de enojo por mi salida pero uno siempre prioriza lo mejor para la familia y, lamentablemente, no se pudo llegar a un acuerdo con Huracán. La verdad que pasé un año muy lindo en el club, la dirigencia siempre me trató con mucho respeto, los jugadores, el grupo, el cuerpo técnico, me ha tratado muy bien. La relación es perfecta con toda la gente de la institución, lamentablemente no se llegó a un acuerdo, nada más, pero la relación es muy buena. Es entendible el enojo de la gente, pero esto es fútbol y uno siempre busca lo mejor en lo personal y para la familia, pero siempre agradecido por haberme dado el lugar de seguir creciendo.

Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario