ENTREVISTAS | RAÚL VALDEZ

Raúl Valdez, DT de Sarmiento de Resistencia, criticó la organización de la Copa Argentina y elogió a Gallardo.


¿Cómo estás?
- Ya descansando, tranquilo, tratando de cambiar un poco el chip y ya abocarnos a nuestro torneo Federal. Ahora hay que afrontar lo que ya veníamos padeciendo antes de jugar contra River, una seguidilla importante de partidos. Este jueves ya volvemos a jugar contra Crucero del Norte, luego, el día lunes, con Chaco For Ever, y después ya nos toca el fin de semana que tenemos que viajar a Tucumán para jugar contra San Jorge, así que son tres partidos con una seguidilla que se hace insostenible para una institución como la nuestra, que está trabajando bien pero que tiene un equipo, si se quiere, corto para afrontar esto.

¿Estaban de acuerdo con que el partido se juegue ayer?
- El punto no es jugar contra River. Convengamos algo: los niveles de rendimiento de un equipo de tercera categoría, independientemente de los resultados... Nosotros somos conscientes de quiénes somos y de lo que conseguimos, no nos la creemos nada, somos un equipo de trabajo humilde y no es lo mismo. Jugamos el día martes contra Rafaela, que es un equipo que tiene una estructura de trabajo y de una categoría superior. De dos partidos en una semana, precediendo casi diez mil, once mil kilómetros para jugar contra River, nos cuesta recuperarnos. Si bien River jugó igual que nosotros, el día martes, al mismo horario y todo lo demás, obviamente que los niveles de recuperación de uno y otro no son los mismos, hay una supremacía, y la recuperación hubiera sido importante para nosotros. Pero bueno, no era el problema solamente River, porque vos decís "bueno, está bien, te saca River de la Copa, que es un club que tiene un gran presente y un poderío futbolístico enorme, y está todo bárbaro", pero después del partido te toca tu torneo con una seguidilla importantísima de partidos que te vuelve a poner en una situación que no es favorable.

¿El partido se acercó a lo que esperabas?
- Si, yo creo que lo expresaron bien los medios, por ahí algunos errores individuales nuestros y la jerarquía individual de algunos jugadores de River fue la diferencia del partido. En términos generales, el planteamiento táctico y estratégico, la cantidad de tenencia de balón y las oportunidades creo que estuvieron parejos, y si Huth no se equivoca River puede terminar el primer tiempo sin convertir y eso ya lo iba a poner incómodo, como también si Silba hubiera hecho de entrada el gol que pierde. Para mí fue más penal el de Maidana contra Silba que el que le cobraron a Casco, por ejemplo, porque lo empuja, trastabilla y no le da tiempo a patear, pero bueno, son visiones que tiene cada uno. Yo tengo que decir que River fue un justo ganador por la jerarquía y por cómo definieron sus jugadores. Ahora, no estoy de acuerdo cuando me sacan del partido porque 2 a 1, faltando quince minutos, uno todavía puede tener una que otra chance y llegar a los penales, entonces me molestó mucho, porque de la posición en la que yo estoy no es solo que está un jugador de River adelantado, que se fijen bien cuántos jugadores están. El lineman está en la misma línea que yo y está viendo cómo está ubicado; no digo que haya sido mala intención del árbitro, no estoy juzgando eso, pero tengo derecho a expresarme y no voy a permitir que ningún lineman me esté condicionando como lo hizo, todo el partido, que están las cámaras, que no puedo hablar, que no puedo decir... Permanentemente sobre nuestro banco el cuarto árbitro, pará un poquito, esto es un partido de fútbol, mientras que entre nosotros no nos estemos faltando el respeto... No puede estar hostigándote durante todo el partido porque se juega contra River. Te llevan a una situación en donde te sacan y donde ellos te dicen que no podés contestar porque te castigan. Vamos a ponernos de acuerdo: ¿cuál es la función del cuarto árbitro? ¿Contener a los entrenadores? ¿Hablar con ellos? Está bien, nosotros podemos tener diferencias futbolísticas, pero no intelectuales, entonces vamos a poner las cosas en su lugar y hay cosas que no estuvieron bien en el partido, lo que no significa que River no haya sido un justo ganador. Por otro lado, no hay nada que quejarse, la organización estuvo bárbara, nos atendieron muy bien. El punto no era ir a jugar contra River, pero nos hubiera gustado tener un tiempo más para trabajar el partido, estar un poco más descansados por la seguidilla de partidos que veníamos. Al darle el gusto a los organizadores, a la AFA, de que se juegue este partido, nos condicionan ahora. Imagínense, nosotros jugamos el jueves, el lunes y ahora otra vez el fin de semana, nos condicionan en nuestro torneo y en nuestras posibilidades concretas de poder sacar una cantidad de puntos que nosotros necesitamos como para poder tener chances de clasificar dentro de los cuatro. Ese es un poco el enojo, creo que estas cosas no están bien organizadas y siempre terminan perdiendo los equipos de menor talla, pero en eso River no tiene nada que ver.

¿Sentís que hubo una disparidad de trato con el otro banco?
- No se si hubo eso. Te soy sincero, uno no puede juzgar a quien no conoce y yo no conozco al cuarto árbitro, pero sí puedo decir lo que pienso, a él y a cualquiera. Estoy de acuerdo con que él actúe en un momento de indisciplina mía o del banco porque para eso está el lineman, el árbitro, y él puede informar o avisar. Ahora, si él abre un diálogo conmigo y con el plantel y nosotros le contestamos sin faltarle el respeto, él no debería sancionarnos. Que no tome contacto con nosotros pero que actúe si estamos indisciplinados, porque si vienen a dialogar y aceptamos escuchar lo que dice, que no es su función ni la nuestra... Él está para otra cosa. Si acepta el diálogo, que también acepte cuando uno le contesta y que no te sancione y te calle la boca. Esa es la inconformidad, pero no creo que haya habido mala intención, yo creo que ellos cuidan mucho porque su posición tiene que ver con que si después dirigen o no, y yo los entiendo, cuidan su laburo como lo hacemos nosotros, pero estas cosas los organizadores las tienen que tener en cuenta. El cuarto árbitro tiene una función que no es la de contener a los entrenadores, no es dialogar, te pueden tranquilizar, pero reglamentariamente ellos tienen que informar y estar custodiando que la reglamentación del juego, por los tres árbitros y por todos los actores que estamos ahí, esté dentro de los límites, y colaborar con el juez principal. Pero no tienen función de dialogar con nosotros y tomar contacto. Si el banco mío procede mal tendrán que sancionar al jugador, sacarlo del campo, advertirlo o lo que fuera, pero no dialogar y, cuando uno responde, enojarse y sancionarte posteriormente. Hay muchas cosas que no están bien y que un director técnico del interior exponga ciertas cosas no van a ser tenidas en cuenta y mi idea no es hacerme conocido ni nada, porque no es ese mi interés, simplemente el off-side existió, el lineman estaba muy bien parado, yo le reclamé la posición adelantada, me gesticuló con la cabeza como todo el partido. En el segundo gol, de donde arranca River, hay una mano clara cuando están atacando que tampoco la sancionan. El penal que nos cobran no es penal, fue más penal el de Maidana, que lo empuja a Silba. Pero bueno, no creo en las malas intenciones, creo que cada uno cuida su trabajo, trata de hacerlo lo mejor posible y que hay intereses que muchas veces condicionan las cosas. No es casualidad que se haya jugado a las tres de la tarde, todo el mundo lo sabe, y está bien, yo felicito a mi rival, que está en todos los detalles y que nos respeta, que trata de hacer dentro del reglamento todo lo humanamente posible para que su equipo obtenga el resultado. Eso es ser un equipo competitivo antes, durante y después, así que mientras las armas sean reglamentarias y por el camino correcto está todo bárbaro, no hay para qué quejarse, pero tampoco hay que ser tonto, callarse y no decir nada. Me voy conforme con lo hecho por mis jugadores y creo que todo esto sirve de experiencia, el trabajo que venimos haciendo en el club, jugando contra estos equipos, nos sirve para saber cuan cerca y lejos estamos y qué detalles tenemos que manejar, cómo tenemos que reaccionar cuando estamos compitiendo en más de un torneo... Yo creo que hay un montón de aprendizaje en el camino, lo tomo así. No soy una persona rencorosa, no me siento inferior a la gente de la capital porque soy del interior, no creo en esas cosas, sí en que si vos querés que te respeten te tenés que hacer respetar, tenés derecho a opinar y tenés que decirlo. Y en el marco del diálogo y de las virtudes de cada uno hay que competir, nada más que eso. Fue un partido de fútbol que para nosotros tuvo un significado muy grande, así que ya estamos ahora en otra sintonía. La Copa Argentina es un excelente espacio para todos, los clubes grandes tienen la oportunidad de ver jugadores interesantes, nosotros nos motivamos para preparar mejor nuestros equipos. Mis profesores tuvieron la oportunidad de cambiar algunas palabras con los preparadores físicos de River, que estuvieron bárbaros. Esto es el deporte, esto es el fútbol, independientemente del profesionalismo y de los intereses que lo rodean. La Copa Argentina es un espacio que hay que cuidarlo entre todos. No quiero justificar que hayamos perdido, eso ya está. El entrenador de River es un caballero, un tipo muy amable...

En la semana dijiste que "Gallardo es un gran técnico pero todavía le falta para ser el entrenador de la Selección"...
- Me viene excelente, porque yo a la distancia y sin conocerlo a Gallardo lo aprecio, valoro todo lo que hace, y quiero aclararlo. Yo creo que a Gallardo lo tienen que cuidar todos ustedes, nosotros, los entrenadores, que somos colegas, y todo el mundo futbolístico, a él y a todos los buenos técnicos que tiene la Argentina. ¿Por qué? Porque la AFA está en un momento de reconversión, de transformación, si se quiere, y de quilombo también, entonces eso lo va a matar a Gallardo y a cualquier gran entrenador que pueda haber en el fútbol argentino, y no podemos permitir que eso pase porque tenemos entrenadores calificados, y si no existe mejor organización, mejor logística, una política futbolística donde los entrenadores sean los que gestionen el entrenamiento y la conducción del equipo, independientemente de los jugadores que estén, que sean famosos o no, estrellas o no, no hay posibilidades de que la Argentina tenga un fútbol ideal y con chances de ser competitivo. Nosotros tenemos que gestionar muchos cambios y creo que Gallardo debería esperar hasta que la AFA esté preparada para recibirlo a él y darle todas las condiciones que necesita. Ese es el concepto que tuve anteriormente y no el que me sacaron de contexto.

Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario