ENTREVISTAS | SEBASTIÁN BÉRTOLI

Sebastián Bértoli, arquero de Patronato, habló del triunfo ante Talleres, el cambio de entrenador y el duelo entre Independiente, próximo rival, y River, equipo del que es hincha.


Imagino que estarás contento...
- Si, la verdad que más que nada tranquilo, era un resultado que necesitábamos porque no tuvimos el arranque que esperábamos. Estábamos muy ilusionados con el plantel que se armó y lamentablemente no tuvimos el arranque deseado, entonces el resultado pasó a ser algo urgente y por suerte ayer se dio.

¿Cuánto dura la alegría sabiendo que todavía queda mucho y que están en una situación muy complicada?
- Entendemos que estamos en una situación que no es agradable, pero tampoco es tan complicada, queda mucho por delante y estamos a un partido de salir de la zona de descenso, a dos puntos. Sí entendemos que es necesario sumar bien lo que resta del semestre, porque con un arranque tan malo como el que tuvimos el margen obviamente se achicó. Entonces, para depender de nosotros y para seguir esperanzados en seguir en la categoría vamos a tener que tener un buen semestre. La alegría dura porque era necesario el triunfo, trajo mucha calma y mucho optimismo nuevamente, pero a partir de hoy ya de vuelta, obviamente, a enfocarnos en el entrenamiento de la mañana en el partido contra Independiente que tenemos el sábado.

¿En qué hizo hincapié Sciacqua durante la semana?
- Primero hizo hincapié en el orden, nos transmitió su idea, cómo movernos en bloque, pero más que nada, trabajó mucho la intensidad, la agresividad, la confianza y todos los fundamentos que tiene él en su enérgica manera de trabajar para contagiar a un plantel que estaba caído, sinceramente, porque los resultados no se dan y las cosas no salen. Lamentablemente veníamos también de un partido contra San Lorenzo que teníamos super controlado, lo veníamos ganando y lo terminamos perdiendo de una manera increíble. Fueron una consecutividad de cosas que fueron haciendo que el ánimo decaiga y él, más que nada, hizo hincapié en la inyección anímica, que la verdad que nos hizo muy bien, y ayer él estuvo muy intenso. En el momento en el que estuvimos físicamente en condiciones de presionar fuerte a Talleres, un equipo con muy buen control de pelota, lo pudimos hacer, y en el segundo tiempo, cuando por ahí el físico, por el gran esfuerzo que habíamos hecho en el primer tiempo, a la una de la tarde y con el calor que hacía, obviamente que se sintió y tuvimos la inteligencia de replegar, terminar de cerrar un partido importante y aprovechar las que tuvimos.

La gente estaba bastante caliente en el partido con Gimnasia y ayer los bancó más. ¿Cómo están con ese tema?
- Si, sin dudas. Publiqué en una de mis redes agradeciendo de verdad porque ayer, desde el minuto 1, se sintió el aliento, el apoyo de la gente. Evidentemente estos cambios, estos nuevos aires, le dieron a la gente esa inyección anímica también y pudimos, por suerte, devolverles ese apoyo que tuvimos ayer con un triunfo.

Imagino que les habrá dolido la salida de Pumpido...
- Si, obviamente porque estábamos todos muy ilusionados en el inicio del proceso, con este nuevo plantel, este nuevo armado, los jugadores que llegaron, que fue todo trabajo de él. Sin dudas que estábamos dolidos por no poder respaldarlo desde los resultados y entendiendo también que el equipo arrancó de mayor y terminó muy a menor, en 5, 6 fechas nos fuimos cayendo mucho en el rendimiento y creo que él leyó y entendió eso y decidió dar un paso al costado porque no pudimos respaldarlo, lamentablemente.

Se viene Independiente y seguramente lo van a estar viendo por Copa. ¿Puede influir en algo el resultado de mañana?
- Eso nunca se sabe. Obviamente que lo vamos a estar viendo por lo que implica el partido en sí, lo que genera la situación, pero puede ser bueno o malo, depende mucho de los planteles. Viendo las notas de la gente, el otro día contra Tigre, de lo único que hablaban era del partido de Libertadores, entonces evidentemente están todas las fichas puestas ahí, pero en el caso de que no le vaya bien creo que van a poner todas las fichas a la Superliga porque se quedan sin Libertadores, así que depende mucho del plantel. Si pasan en la Copa pueden llegar a poner un equipo alternativo o si quedan afuera pueden quedar heridos, con el único campeonato por luchar, la Superliga, y enfocarse de lleno en eso. No creo que influye mucho eso, creo que depende de los planteles y de los objetivos de cada club. Sí lo que dejó en claro la gente es que su objetivo más importante sin dudas es seguir en la Libertadores.

Vos reconociste ser simpatizante de River estando en la B Nacional. ¿Cómo lo ves? ¿Y a Gallardo?
- Lo veo muy bien. River viene demostrando. No quiero hacer futurología para no quedar pegado con nada, pero viene demostrando en todos estos años que tiene hombría para jugar partidos decisivos, que tiene jerarquía, y también en Superliga no se cuántos partidos lleva de manera consecutiva sin perder, está demostrando una fortaleza como equipo que es de respetar. Pero bueno, el fútbol argentino también es muy parejo y en el caso de que Independiente convierta puede hacerse cuesta arriba para River, pero creo yo que, por cómo está jugando y la historia reciente que tiene River en cuánto a esta calidad de partidos me parece que llega mejor parado.

Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario