ENTREVISTAS | SANTIAGO PONZINIBBIO

Santiago Ponzinibbio, peleador argentino de UFC, y un mano a mano imperdible: sus inicios, la vida en Miami, el fenómeno "Gente Boa", el paso por #UFCArgentina y sus próximas peleas.


¿Cómo es un día en tu vida?
- Por lo general me mantengo entrenando uno o dos turnos por día, la mayoría de los días entreno dos turnos, de mañana y de tarde, y después, como tengo un tiempo libre, depende. Voy a la playa, vivo cerca y voy a andar en bicicleta, escucho música, toco la guitarra... Intento hacer cosas recreativas. Voy a andar en moto, me voy a pescar, me gusta estar en la naturaleza, al aire libre. Pero siempre me mantengo entrenando, con o sin pelea siempre estoy buscando evolucionar.

Fuera de UFC, ¿qué le apasiona a Santiago Ponzinibbio?
- Me gusta mucho estar al aire libre, salir a remar, actividades al aire libre, irme a acampar, me gusta mucho la música, escucho e intento tocar algo. Intento estar tranquilo, la demanda es muy exigente para el cuerpo cuando estamos entrenando, intento estar más relax.

¿Cómo es la vida es Miami? ¿Disfrutás de estar en ese lugar después de todo lo que tuviste que hacer para llegar allá?
- Me gusta, es tranquilo acá. La parte en la que yo vivo es un poquito más al norte de lo que es South Beach. Entreno en uno de los mejores gimnasios del mundo, si no es el mejor, ganó el premio el año pasado. Realmente mi vida pasa mucho por el entrenamiento también, así que tengo un buen lugar para poder entrenar. Es lindo el lugar, hay playa, hay buen tiempo, Florida es un lugar muy lindo, tranquilo. Me gusta mucho la naturaleza y hay muchos lugares muy bonitos para conocer, vivo al lado del Everlast, del pantano, voy a andar en bicicleta, a correr, tengo la playa cerca... Es un buen lugar.

Antes de que arranques con el UFC estuviste jugando un tiempo al rugby. ¿Qué deportes sos de mirar como espectador?
- Me gusta el deporte, miro cualquier tipo, ahora estoy enganchado con el tenis, me gusta el rugby, el fútbol... Me gustaba mucho jugar cuando vivía en Argentina, aprecio el deporte.

¿Y te atraen los deportes populares de Estados Unidos?
- La verdad que no, he ido a ver partidos de fútbol americano y de básquet, los miro, me gusta pero no soy gran fanático de ninguno de esos deportes. Me gustan más otros deportes como el boxeo, el fútbol...

¿Disfrutás más una pelea con un nocaut de arranque o una que dure pero que tenga acción?
- Creo que las peleas más vistosas son donde los atletas muestran mucho corazón, superación, donde se los ve exhaustos pero siguen entregándose, peleándola. Ese es el tipo de pelea que a la gente más le gusta y a mí también, donde capaz el peleador está perdiendo y la termina dando vuelta en un tercer round o en el final porque sigue buscando, eso es lindo de apreciarse, cuando se ve al ser humano exhausto pero sigue en busca de su objetivo y lo termina consiguiendo, es lo más lindo del deporte y se ve mucho en la MMA.

Te fuiste de muy chico a Brasil en busca de tu sueño. ¿En algún momento pensaste en volverte por el desarraigo y la distancia?
- Sin dudas el comienzo fue muy duro, cuando me fui siempre había vivido en La Plata y, si bien era independiente siempre estuve en mi ciudad, de local, y haberme ido a otro país, donde había una cierta rivalidad, no conocía el idioma y donde tuve que empezar realmente de cero porque no tenía un contacto ni un peso se sintió mucho en la piel. He tenido momentos duros, donde me he sentido muy solo, la he pasado mal y se me cruzó la idea de volverme, pero donde me enfriaba un poco sabía que había que seguir, que volver era una manera de darme por vencido, y si hay algo que tengo es que soy cabeza dura y que no me gusta darme por vencido cuando me pongo algo en la cabeza. No quería dar el brazo a torcer y la peleé mucho. Hubo momentos difíciles pero por suerte hoy puedo decir que todo valió la pena.

¿Pudiste adaptarte bien al idioma y a las costumbres tanto en Brasil como en Estados Unidos?
- Hoy por hoy ya estoy muy acostumbrado a estar lejos del país, realmente en Estados Unidos, y especialmente en esta zona, se consigue todo, en un mercado latino conseguís yerba, alfajores, asado con los cortes argentinos... Tengo un grupo de amigos argentinos acá y, si algo se extraña, son los afectos, los amigos con los que uno se crió, los del barrio, la familia, eso es lo que se extraña. Al resto yo ya me acostumbré, hace muchos años que estoy afuera pero, como te digo, muchas cosas acá se consiguen pero el tema de los afectos no se reemplaza, la familia lejos es lo que más tira.  

En Brasil te han discriminado los primeros años por ser argentino. ¿Con qué sensación dejaste el país cuando firmaste con UFC?
- Al comienzo fue difícil también porque yo me tiré a la pileta, no conocía a nadie, me fui a buscar conocimiento a un país donde hay una cierta rivalidad y es un deporte de contacto. Al llegar a un gimnasio y decir "hola, soy argentino y quiero entrenar" los tipos tampoco sabían cual era mi intención, así que era obvio que iba a ser difícil, la diferencia técnica era muy grande, ellos eran muy superiores y sentía mucha presión, pero eso es normal, no es porque haya sido en Brasil, creo que si hubiera sido un brasileño yendo a Argentina hubiera sido igual, o en cualquier parte del mundo. Cuando vos te tirás a la pileta, como hice yo, que me fui a un país que no conocía el idioma, no tenía plata, un contacto, ni nada, estás en una situación desfavorable desde el comienzo, te van a pasar cosas duras hasta que te acostumbrás, entendés como funcionan las cosas y te hacés un lugar, eso pasa en todos lados, hasta en nuestro mismo país. Llegar a un lugar, conquistar tu espacio, que sepan tu índole, quien sos, lleva un tiempo. Por suerte dejo el país con una sensación de agradecimiento, Brasil me enseñó mucho, conseguí tener varias peleas importantes y la participación en el reality show, donde conseguí mi contrato con UFC, que era mi objetivo. Realmente tengo grandes amigos en Brasil que me han ayudado mucho, han confiado en mí y el sentimiento que tengo es de agradecimiento y de cariño.

¿Qué recordás de tu experiencia en The Ultimate Fighter Río de Janeiro?
- El reality show me demostró que no importan las estadísticas sino lo que tenés adentro, lo que hacés. Cuando entré era argentino y todo el mundo me hablaba con desprecio porque yo le estaba robando el lugar a un brasilero, decían que no me merecía estar ahí por ser argentino, por la fama de los argentinos arrogantes tal vez, la rivalidad del fútbol... Pero yo salí siendo el favorito de la casa, la gente me apodó "Gente Boa" (Buena Gente), la verdad que conquisté el corazón y tengo millones de fans en Brasil, y todo eso lo hice en base a mi personalidad y a mi trabajo. Ese fue el mayor mensaje que me pasó en este reality show, que cuando vos sos vos mismo, al cien por ciento, te esforzás y le ponés el corazón a lo que hacés, no hay estadística que valga, no importa lo que digan y las cosas van a salir bien.

¿Cuánto sentís que cambiaste en estos cinco años en UFC?
- Creo que uno va creciendo cada día con los desafíos, en UFC están los mejores peleadores del mundo y medirse con ellos es algo muy bueno. La pregunta que me hice yo cuando empecé era "me quiero dedicar a esto, ¿hasta donde puedo llegar?". Al principio me encantaba esto pero hoy por hoy lo amo y es una de mis razones de vida. Por eso hice todo lo que hice. Siempre decía "tal vez no me vaya muy bien, no se si pueda o no porque la verdad que mi panorama es más desfavorable que para otras personas", porque en Argentina el deporte no era popular. Me pude ir a Brasil, pude buscar contactos, a mi manera lo hice, me fui a una carpa, me la rebusqué, me puse a laburar como pude, después me vine para Estados Unidos sin saber el idioma... Se puede. Ir enfrentándome a los mejores peleadores del mundo y salir con resultados positivos es muy bueno para la confianza y para saber que el trabajo que uno está haciendo está en la dirección correcta, es muy importante. Ya son 15 peleas con la mayor empresa del mundo y gané 13, así que estoy muy contento.

Sos reconocido en Estados Unidos y en Brasil. ¿Sentís que el paso triunfal que tuviste en Argentina terminó de consolidar tu imagen acá?
- Triunfar o tener ese reconocimiento a través de lo que uno ama hacer, cuando uno se dedica tanto, es muy lindo. Lo tuve en Brasil primero, lo tuve después en Estados Unidos, y haber vuelto a mi casa, después de tanto tiempo, y haberlo conseguido en Argentina, la verdad que es hermoso. Sentir el reconocimiento, la expansión del deporte... Creo que todavía va a crecer mucho más el deporte y van a pasar cosas buenísimas, pero este fue un primer paso super importante y muy lindo, para mi carrera fue muy especial.

Al final de la pelea con Magny remarcaste el duro presente que está viviendo Argentina como país. ¿Cómo fue volver a caminar las calles después de tanto tiempo? ¿Qué mensaje te dejó la gente?
- Fue hermoso caminar por las calles de mi ciudad y sentir el cariño y el reconocimiento de la gente. Ha crecido muchísimo el deporte, la gente reconoce, sabe, está informada, me hablaba sobre futuros oponentes y cosas sobre las que tienen conocimiento, y sentir el cariño es lo más lindo de todo esto. Las cosas están difíciles pero hay que meterle el pecho y seguir peleándola todos los días, no hay que dejarse contaminar mucho por los medios porque sino uno vive en una nube negra, hay que pelearla y ser positivo, por eso quise dar ese mensaje a través de mi experiencia.

En las últimas horas preguntaste, en tus redes sociales, si a la gente le gustaría ver una pelea con Rafael dos Anjos. ¿Es una posibilidad tener un combate con un Top 5 antes de ir por el título?
- Es una pelea interesante para mí porque el título ahora está trabado y va a pelear Usman. La gente me decía "¿por qué no pedís a Usman?". Yo lo pedí, pero la gente no sabe lo que pasa por atrás, él va a pelear por el título, Colby (Covington) está esperando por el título también, y si me siento a esperar por el título capaz estoy un año sin pelear, entonces tengo que buscar una pelea en el Top 5, y el único que no tiene es dos Anjos. Creo que es una buena pelea, con un ex campeón mundial y tiene mucho sentido, por eso lo pedí y creo que sería muy interesante.

Después de tu última pelea prometiste traer el cinturón este año al país. ¿Qué otras cosas pediste a la hora de hacer el brindis de fin de año?
- No me gusta pedir mucho, me gusta más agradecer. Agradezco el tener salud, el poder vivir mi sueño, estar peleando por lo que quiero, por mis ideales, por lo que elegí, por estar viviendo en mi ley. Agradezco haber tenido el coraje para tomar ciertas actitudes que me han hecho llegar adonde estoy. Pido el título para el 2019 y voy a hacer todo lo posible para que eso se haga realidad. Hay cosas que se me escapan de la mano, que no las controlo yo, pero voy a hacer cien por ciento todo lo que se pueda hacer para que eso se haga realidad. Voy a estar con fe, agradeciendo el tener salud, y espero poder tenerla este 2019 para que sea un año de seguir creciendo diariamente.

Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario