ENTREVISTAS | FACUNDO JUÁREZ

Facundo Juárez, jugador de Dorados de Sinaloa, y un mano a mano imperdible: sus inicios en Unión Santiago y Mitre, el salto al Ascenso MX, la relación con los argentinos y la motivación de Maradona.


¿Cómo es un día en tu vida?
- Generalmente entrenamos por la tarde, tengo la mañana disponible, que a veces la ocupo para ir al gimnasio o para estar con la familia. Desde que ha venido Diego (Maradona) entrenamos por la tarde, con el entrenador anterior entrenábamos por la mañana y aquí hace mucho calor, así que aún estando en invierno hacía bastante calor, por lo que el entrenamiento se hace cuando ya el sol se oculta.

¿Cómo es la vida en Sinaloa? ¿Qué cosas hacés más allá de jugar al fútbol?
- Es una ciudad muy linda, se pueden hacer muchas cosas. Se ha hablado mucho de esta ciudad, cosas que no son ciertas, se vive bastante bien, muy tranquilo. Mi tiempo lo ocupo para estar con mis amigos, con los argentinos que tengo aquí, juntarme, tomar mates, con mi novia, mi familia, aprovechar esos momentos que se pueden.

¿Cómo es la relación con los argentinos?
- Nos llevamos bien todos, estamos muy unidos, incluso con los mexicanos también, somos un grupo bastante unido pero quizás los argentinos nos juntamos más por el tema de que tomamos, mate, hacer un asado, costumbres que los mexicanos mucho no tienen. Pero de a poco se van acostumbrando a eso ellos.

¿En Celaya también compartiste plantel con argentinos?
- Si, he tenido la posibilidad de compartir con 2/3 argentinos que estaban ahí en Celaya, se ha hecho más llevadera, más fácil la estadía ahí.

Sobre todo teniendo en cuenta que era tu primera experiencia internacional, ¿no?
- Si, era la primera vez que salía de mi ciudad, de mi país.

¿Qué fútbol sos de mirar?
- Un poco de todo, pero veo un poco más lo que es la liga mexicana y la Superliga, y obvio sigo al club en el que estaba allá, en el ascenso, Mitre. Tengo amigos que están jugando ahí así que lo sigo en todo momento. En particular lo veo solo, a menos que esté concentrando, que lo vemos con los chicos, generalmente concentramos juntos los argentinos. El fin de semana es todo fútbol.

¿Qué soñabas de chico? ¿Alguna vez imaginaste que ibas a ser dirigido por Maradona?
- Quizás uno de chico sueña con ser futbolista, pero yo con Mitre estaba estudiando aparte porque no lo veía muy profesional al fútbol de Santiago cuando Mitre estaba en el Federal A, optaba por estudiar otra carrera. Nunca imaginaba que podía dar un salto de esta categoría. Uno sueña con jugar en Primera División de México o de Argentina, es más que nada una meta, pero con respecto al Diego nunca se me había pasado por la cabeza que en algún momento iba a ser mi entrenador, realmente es algo único, que no todos tienen esa posibilidad y yo trato de disfrutarla todos los días.

¿Te gustaría vestir alguna camiseta en especial en la Primera de Argentina o afuera?
- No, en ese sentido no tengo algo en especial. Soy hincha de Independiente pero si me toca va a ser en cualquier equipo.

¿Qué es lo que más te acordás de tus inicios entre Unión Santiago y Mitre?
- Uno siempre se acuerda de donde ha salido, el recuerdo cuando vuelvo a mi ciudad es encontrarme con todos mis viejos amigos que compartía dentro de una cancha de fútbol. He pasado por etapas donde estaba en Unión Santiago y la verdad era muy chico, disfrutaba jugar ahí, me compró Mitre y no estaba convencido de esa decisión, pero lo he hecho porque iba junto con mi hermano, y ha sido una decisión muy buena. He vivido momentos muy lindos, en un club que es muy lindo. El primer tiempo donde estuve no me tocó jugar mucho, pero llegó una persona que realmente me ha ayudado bastante, que es Gabriel Gómez, entrenador de (Independiente) Rivadavia de Mendoza ahora, y la verdad que me ha dado la confianza, siendo muy chico me ha hecho debutar en el Federal A, y de ahí no he vuelto a salir más del equipo. Ha venido "Cacho" Sialle y hemos logrado el ascenso. Son personas a las que uno va a estar agradecido.

¿Cuánto te ayudó haber jugado un año en Celaya para la adaptación al fútbol de Ascenso MX?
- La llegada a Celaya me costó en las primeras semanas por el tema de la altura, que en México hay muchas ciudades con altura, pero el hecho de estar con otros argentinos, con Alfredo Moreno, que conoce el fútbol mexicano bastante bien, realmente ha sido una gran ayuda. Me ha tocado hacer un excelente torneo para poder estar aquí en Dorados hoy en día.

¿Fueron muchos los cambios? ¿Sentís que estás adaptado ahora al fútbol mexicano?
- Si, ahora puedo decir que si estoy adaptado al fútbol mexicano, he tenido muchos partidos por Ascenso y por Copa, y uno ya se va acostumbrando a esto. Aquí en Dorados no hay tanta altura, uno se siente más cómodo. Con respecto al fútbol es muy diferente, hay mucha técnica, para ser fútbol de ascenso hay mucha técnica, muchos jugadores muy buenos, de mucha categoría, no es tan físico como en Argentina, y uno aprende a acoplarse a los demás de esa manera.

¿Qué explicación le encontrás al cambio rotundo que sufrió el equipo el torneo pasado?
- Creo que la llegada de Maradona ha sido un impulso de motivación hacia todos nosotros. Quizás el jugador mexicano no vivía con tanta pasión el fútbol, pero ha llegado el Diego y nos ha motivado, nos ha cambiado la cabeza totalmente, se han logrado victorias muy importantes donde el equipo recuperaba la confianza. Mucha gente no nos daba ni cinco que íbamos a lograr algo y hemos estado a un pasito de lograr el campeonato, que quizás por descuidos y errores propios nos ha costado perder la final, pero estamos aquí, por la revancha. Si el Diego tiene fuerzas para seguir por una revancha, ¿cómo no tenerlas nosotros?

¿Es una presión ser dirigido por Maradona o se puede disfrutar al mismo tiempo?
- Un poco de todo. Quizás al principio era más presión por saber que te iba a dirigir el Diego, uno no sabía con qué se iba a encontrar, la clase de persona que era, pero la verdad todo lo que se dice de él no es cierto. Como persona, como entrenador, es muy bueno, uno siempre tiene un problema y él está ahí para hablarlo, para aconsejarnos, y eso le sorprende a uno. Viene con todas las ganas de entrenar, habiendo ganado tantas cosas, viene todos los días con las mismas ganas, nos motiva y es realmente muy lindo. Uno se quita un poco la presión y lo disfruta bastante.

Siempre se filtran cosas de los días de Maradona en Dorados, como la partida de truco o la cargada que te hizo por ser santiagueño. ¿Tenés alguna anécdota para contar?
- La verdad que el Diego cuenta muchas anécdotas de él, pone ejemplos, quizás ahora no se me viene mucho a la mente, pero este último tiempo, donde hemos sufrido muchos viajes, estando alejados de todo, él siempre nos dice que está orgulloso de nosotros por el profesionalismo que tiene cada uno, por aguantar tantas cosas, nos dice que nos cuidemos, y siempre nos tira la frase de qué jugador iba a ser él si se cuidaba. Eso a cada argentino y mexicano nos llega bastante.

No ha sido el comienzo de año que ustedes esperaban. ¿Lo ves a Maradona con la confianza de revertir la situación una vez más?
- Si, el Diego siempre nos da la confianza, todos los días, en cada entrenamiento. Nos dice que confía en nosotros, que está muy orgulloso de nosotros, nos lo hace saber en cada momento. El grupo está bien a pesar de estos resultados que se han dado en el Ascenso, que no hemos empezado de la mejor manera, cada uno confía en este grupo, sabe lo que ha logrado el torneo pasado y eso realmente no nos quita ninguna ilusión. Estamos con toda la fe, toda la confianza de que se puede lograr, estamos con la espina del año pasado, queremos sacárnosla y lograr el ascenso con este gran grupo y con Diego como entrenador.

Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario