ENTREVISTAS | MARCOS ASTINA

Marcos Astina, jugador de Atlético San Luis, y un mano a mano imperdible: la vida en México, la presencia de Maradona en Dorados, su cariño por Lanús y el "Laucha" Acosta y su futuro.


¿Cómo es un día en tu vida?
- El día empieza en mi casa, tengo a mi señora y a mi hijo, que tiene dos años y medio, arrancamos tomando unos mates, partimos a llevar al jardín a nuestro hijo, que entra 8:30/8:40, después me vengo al club y mi señora se va al gimnasio. Desayunamos con los chicos, porque tenemos desayuno obligatorio, tomamos unos mates, antes del entrenamiento nos metemos un ratito al gimnasio para entrar un poquito en calor y después ya viene el entrenamiento. Termina, comemos a veces en el club o en casa, normalmente suelo dormir una hora y media de siesta, se toma una merienda, miramos series, a veces salimos a pasear al shopping... Varía a veces eso.

¿Se pudieron adaptar bien a los cambios culturales, de comidas y demás?
- Por suerte van a ser seis años que estoy con mi señora, yo me casé, tengo 23 años. La gente nos lo ha facilitado para que nos adaptemos bien, tanto la del club como la del alquiler de la casa, siempre que vamos al supermercado o a comprar no hemos tenido problema porque es casi parecido a lo que hay allá y tampoco tenemos problemas para acostumbrarnos a las costumbres de acá, por suerte estamos bien, nos gusta mucho.

¿Se extraña Argentina?
- Si, siempre, un poco a la familia, los amigos, pasar ese tiempo con ellos. Después, sabemos cómo es esta profesión, estamos agradecidos a la oportunidad que tenemos acá y no tenemos mucho problema con eso, pero obvio que se extraña mucho.

¿Qué fútbol sos de mirar estando allá?
- Miramos siempre en las concentraciones o en casa la Superliga, miro mucho a Lanús porque aún sigo perteneciendo, pero siempre que hay un partido trato de mirarlo, también de la Liga de México, mismo cuando juega la Selección. No soy muy fanático, pero cuando hay un partido lo miro.

¿Cuánto te costó la adaptación al fútbol mexicano y cuánto sentís que adquiriste de su estilo?
- No creo que me haya costado tanto, pero hay un poquito de altura acá y eso me había costado a lo primero. Creo que me he adaptado rápido, el tema es que acá te dan un poco más de tiempo, de espacio, se trata de jugar mucho al pie, y en Argentina es más pasional, hay mucha presión, tenés muy poco espacio, poco tiempo para girar, para pensar, y creo que cambia en eso.

Se consagraron en el Apertura cuando se hablaba de Dorados. ¿Sirvió o molestó que los flashes apuntaran para otro lado a la hora de trabajar en silencio?
- Obviamente que para Argentina era seguir a Dorados por Maradona, con el fanatismo y lo que significa para Argentina y para muchos argentinos, éramos conscientes de eso obviamente por la familia, se transmitía únicamente el partido de ellos allá, entonces creo que sirvió un poquito para llegar callados, para saber que a nivel mundial Maradona significa mucho y jugar una final era importante para nosotros, se iba a ver en muchos países y teníamos un buen equipo. Para México, Atlético San Luis es muy importante porque la plaza pertenece al Atlético de Madrid, entonces eran dos puntos fuertes, era una buena final.

¿Cuánto hablan ustedes de la presencia de Maradona en la liga?
- Obviamente tener a alguien futbolísticamente muy reconocido, muy bueno, que si no es el mejor es uno de los mejores jugadores de Argentina y de la historia, creo que para el equipo rival y para el equipo propio de Dorados tener a Maradona motivacionalmente representa mucho, va más allá de eso y de sus enseñanzas desde lo futbolístico. Nosotros le damos la importancia que se merece por ser el jugador que fue pero obviamente al rival que tengamos en frente le vamos a querer ganar siempre.

Coincidís con muchos argentinos en el plantel. ¿Qué tan importante es esto?
- Nos llevamos muy bien fuera de la cancha, siempre nos juntamos los fines de semana a comer un asado o alguna comida. A la mayoría los conozco, con Villagra y Catalán tenemos el mismo representante, a Junior (Benítez) lo conozco de compartir plantel y jugar juntos en Lanús, a Nico (Ibáñez) por el hermano, que también estaba en Lanús, Joaquín, y hemos jugado Mundial Sub-17 y Sudamericano, entonces también conocerlos ayuda un poco a la adaptación, a que no se extrañen tanto las costumbres o los amigos. Es lindo compartir y tener a los chicos acá.

¿Se extraña el día a día en Lanús?
- Si, porque hice muchos amigos, prácticamente desde los seis años he jugado en Lanús hasta que me tocó debutar a los 17, compartir plantel tres años... Es mucho tiempo, hice todas las Inferiores, muchos viajes, he salido campeón en Inferiores, tengo muchísimos amigos, muchísima gente de la pensión, la gente que limpia, los utileros... Siempre me han tratado muy bien y tener tantos años en el club te hace quererlo mucho, ser hincha. Hoy estoy acá y agradezco esta oportunidad de Atlético San Luis, que es un gran club, siempre pienso en el presente, pero ojalá que en un futuro también pueda volver y jugar en Lanús.

A principios de año se inauguró la estatua del "Laucha" Acosta, con quien compartiste plantel. ¿Qué significó haber estado con él, qué enseñanzas te dejó?
- "Laucha" es una gran persona, un gran compañero, que quiere mucho al club, que le importan mucho los chicos, quiere que vayan a los barrios, a los clubes de papi fútbol a buscar chicos... Él cree en eso y han salido muchos jugadores de Lanús de lo que es el barrio, zona sur. Le llegan ofertas de todos lados y él las rechaza desde lo económico porque quiere mucho al club, está muy metido y creo que le hace muy bien al club, él es muy feliz. Me ha tocado compartir plantel con él, con Maxi Velázquez, con Marchesín, con el "Pepe" (Sand), con Pelletieri... Te deja muchas enseñanzas desde lo personal porque fueron muy buenas personas y me han tratado muy bien no solo a mí sino a muchos chicos del club.

¿A qué apunta Atlético San Luis en este semestre?
- El objetivo que tenemos todos los chicos es poder ascender y creo que tenemos con qué para salir otra vez campeón y poder lograrlo. El objetivo principal es ese, también estamos en la Copa, que tenemos chances de seguir, y sirve desde lo motivacional para que haya una competencia sana, porque a veces no da para que jueguen todos los titulares y eso le sirve a muchos.

Pensando a futuro, ¿te ilusiona la posibilidad de ascender y que el Atlético de Madrid se fije en vos o estás con la cabeza en México/volver a Lanús?
- Que te quiera Atlético de Madrid sería un sueño, un premio al trabajo y al sacrificio, lo más lindo que te pueda pasar en el fútbol, para un futbolista emigrar a Europa es lo más lindo que le pueda pasar. Se que todavía soy joven, tengo tiempo y todo depende de lo que pueda rendir dentro de la cancha, de ayudar a mis compañeros y de los resultados. Primero lo primero, ojalá podamos ascender y seguir acá, si me toca ir me iré, si me tocará volver a Lanús volveré también porque es algo que creo que tengo pendiente, pero pienso en el presente. Ojalá podamos salir campeón y pueda seguir acá, porque es un grupo bárbaro y una institución muy buena, muy linda. Veremos qué pasa, vamos paso a paso y que sea lo que Dios quiera.

Compartir en Google Plus

Sobre Punto Deportivo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario